Hace unos días México se convirtió en el cuarto país en el mundo en autorizar el uso de emergencia de la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer. Aunque no significa que sea una solución definitiva, sí es un gran avance para combatir la pandemia. Además es fundamental para ayudar a prevenir contagios y de manera eventual alcanzar un estilo de vida similar al que se tenía hasta 2019. Pero a pesar de lo anterior, algunas medidas como el lavado frecuente de manos y el uso de cubrebocas apuntan a que deben permanecer durante un largo período.

De acuerdo con el Plan Nacional de Vacunación contra la Covid-19, el 22 de diciembre era el día marcado para iniciar con la aplicación de las primeras dosis. Inclusive el pasado viernes se llevó a cabo un simulacro en el que 300 elementos de las Fuerzas Armadas fueron entrenados acerca del transporte y protocolo de aplicación de la inmunización.

Algo muy importante es que esta vacuna de Pfizer es única por contar con una tecnología innovadora. En primera instancia requiere de ultracongeladores para su almacenamiento. Pero no es lo único porque también necesita de un seguimiento específico de pasos para su correcta aplicación.

Las vacunas no llegaron conforme a lo establecido

Pero aunque la fecha por fin llegó, la aplicación no. Las autoridades federales se limitaron a explicar que hubo un retraso con Pfizer que provocó que las vacunas no fueran enviadas desde su almacén en el extranjero.

Al respecto, el canciller Marcelo Ebrard aseguró que el retraso sólo será de un día. De esta manera, afirmó que el primer lote con las vacunas llegará a México este miércoles 23 de diciembre antes del medio día.

“Nos están confirmando que se embarcó el primer lote de vacunas que se pidió para calibrar, esto tiene como propósito que los flujos de vacunas lleguen y ya esté todo preparado como lo ha explicado el sector salud”.

Agregó que se planea recibir un embarque cada semana y así, para enero de 2021 México contará con un total de un millón 417 mil 659 dosis.

El resto del plan permanece intacto

A pesar del retraso, el resto del plan de vacunación permanece intacto. Con esto, la primera etapa contempla la inmunización de 125 mil trabajadores de la salud durante diciembre y enero. Todas serán aplicadas en la Ciudad de México y Coahuila.

Para continuar con lo establecido, la segunda fase abarcará de febrero a abril de 2021. Aquí serán vacunados los demás profesionales de la salud que no hayan alcanzado una dosis en la fase anterior y también se contempla aumentar las entidades en que se aplique. Se tiene previsto que absolutamente todos los trabajadores del sector sean inoculados durante este período y además se dará comienzo con la protección a personas mayores de 60 años.

La tercera etapa tendrá lugar de abril a mayo de 2021 y aquí serán vacunados todos los mexicanos que tengan entre 50 y 59 años de edad. Mientras que la cuarta fase será de mayo a junio del mismo año y se enfocará en las personas de 40 a 49 años.

Finalmente, la quinta y última etapa tendrá lugar de junio de 2021 a marzo de 2022 y se pretende vacunar al resto de la población mexicana aunque sólo se contempla a los mayores de 16 años. Al finalizar se prevé proteger al menos al 75 por ciento de los residentes en el país sin importar su nacionalidad.