Existen obligaciones que absolutamente todos tienen y no se pueden evitar. Una de las más grandes es el pago de impuestos y eso te incluye a ti como profesional de la salud. Debes tener presente que hay que cumplir en tiempo y forma para evitar quedar mal ante las autoridades. En caso de no hacerlo te expones a que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) pueda actuar en tu contra. Eso incluye desde el pago de cuantiosas multas hasta la suspensión definitiva de tu consultorio médico.

En ese sentido, en los últimos años los trabajadores sanitarios han estado “en la mira” de las autoridades fiscales. Tan solo en 2018 se estimó que este gremio evadió el pago de 3.4 mil millones de pesos correspondiente al pago de impuestos. Por lo tanto se trata de una de las profesiones que más evita cumplir con esta obligación.

Acciones ilegales a las que recurren los médicos

Por su parte, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) realizó la investigación titulada Evasión en actividades profesionales para detectar las formas más comunes en que los médicos evitan pagar impuestos o disminuyen la cifras reales. Eso condujo a tres caminos que son los que se repiten con mayor frecuencia.

  • Uso de efectivo.
  • Negación de factura independientemente de cuál sea el medio de pago.
  • Exageración de deducciones en sus declaraciones.

El trabajo menciona que algunos profesionales de la salud aprovechan la dificultad para rastrear el uso de efectivo con el fin de evadir el pago de impuestos. Además también evitar entregar facturas que muestren realmente los ingresos que obtienen por sus servicios. De igual forma, afirma que los médicos elevan la cantidad correspondiente a los gastos necesarios para la práctica de su actividad económica. Esto se traduce en un monto mayor para sus deducciones.

Por su parte, la investigación realizada a partir de la información proporcionada por el SAT obtuvo un padrón de 195 mil 403 médicos. De ellos, la edad mínima registrada fue de 30 años y la máxima de 65 años. Mientras que la promedio es de 47.6 años.

Mientras que por otra parte, un aspecto que no debes olvidar es que también existen algunos gastos que sí puedes deducir y son válidos y legales. Si en tu caso debes presentar tu declaración anual entonces te recomendamos la guía que hicimos al respecto con los rubros que puedes tomar en cuenta para disminuir la cifra de tu monto total.