Tamizaje Auditivo Neonatal

La prevalencia de la hipoacusia congénita bilateral de los recién nacidos se estima entre el 0,1 – 0,3% de los recién nacidos sanos. El 50% de ellos no presenta factores de riesgo identificables para esta condicion1.

En los niños que no son estudiados con el test de tamizaje neonatal auditivo, el diagnóstico de pérdida de audición se puede retrasar hasta en 3 años2. Lo cual difiere con la evidencia que da cuenta que cuando se realiza una intervención temprana en niños hipoacusicos (en los primeros 6 meses de vida) su condición mejoraría en un 20 a 40% diferente a los resultados que se obtienen en la edad escolar como son vocabulario, articulación, inteligibilidad, adaptación social y comportamiento3.

Surge entonces la necesidad de determinar la pertinencia de plantear un tamizaje neonatal auditivo universal para todos nuestros pacientes4. Dado que:

  • La hipoacusia es una condición relativamente frecuente.
  • Los déficits auditivos leves están asociados al retraso en la adquisición del lenguaje y desarrollo cognitivo del niño.
  • La hipoacusia es una entidad tratable.
  • El diagnóstico oportuno permite intervenciones tempranas, mejorando los resultados finales.
  • Están disponibles test para realizar un tamizaje.
  • Los test disponibles son bien aceptados y tolerados, tanto por los niños como por los padres.

Entonces, resulta razonable plantear la realización de un tamizaje neonatal de hipoacusia de manera universal5.

Con el planteamiento de un programa de detección precoz de cierta patología es importante dar respuesta a una serie de inquietudes con las que se da cuenta de la factibilidad y racionalidad de su implementación a nivel poblacional6.

  • ¿Puede ser detectada la enfermedad de manera precoz?
  • ¿Cuál es la sensibilidad y especificidad del test?
  • ¿Cuál es el valor predictivo del test?
  • ¿Cuán serio es el problema de los resultados falsos positivos?
  • ¿Cuál es el costo-beneficio de la detección precoz en términos de recursos humanos, económicos e impacto emocional?
  • ¿Pueden ser dañados los sujetos con el test de tamizaje auditivo neonatal?
  • ¿Se benefician los neonatos con el diagnóstico precoz de su enfermedad?
  • ¿Hay algún beneficio global para los tamizados?

Los lactantes en los que se encuentra una hipoacusia durante un test de tamizaje tienen una importante derivación, diagnóstico y tratamiento precoz; contrario de aquellos en los que su hipoacusia se diagnostica después1.

En la literatura actual da cuenta que se mejorarían algunos parámetros en edad escolar, con la intervención precoz. Sin embargo, la evidencia sobre la efectividad de detectar y rehabilitar de forma precoz a estos niños, con el objeto de mejorar su desarrollo a largo plazo, en términos integrales, no es definitiva; y la evidencia existente sobre la mejoría de la comunicación y el lenguaje, es limitada7.

Las pruebas de tamizaje para detectar esta patología son seguras, la detección confiable de una pérdida auditiva moderada a severa es discutible, especialmente por la alta tasa de falsos positivos.

La experiencia de otros países da luces en relación a que implementar una estrategia universal de detección precoz de hipoacusia congénita bilateral sería costo efectivo.

Dichas observaciones no invalidan la opción de cada médico tratante de solicitar estos estudios a sus pacientes recién nacidos, así como no pone en duda la necesidad de evaluar a todo aquel recién nacido con factores de riegos para esta patología8.

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio de Centroamérica y El Caribe
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica

MATERIAL EXCLUSIVO PARA USO DE FUERZA DE VENTAS DE RB PARA PROFESIONALES DE LA SALUD. PROHIBIDA SU DISTRIBUCIÓN A PÚBLICO

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Nelson, Heidi D., Bougatsos, Christina, Nygren, Peggy. Universal Newborn Hearing Screening: Systematic Review to Update the 2001 US Preventive Services Task Force Recommendation. Pediatrics 2008 122: e266-e276.
  2. Stevens Wrightson, MD. Universal Newborn Hearing Screening. University of Kentucky, Lexington, Kentucky. Am Fam Physician 2007; 75: 1349-1352
  3. American Academy of Pediatrics, Joint Committee on Infant Hearing. Year 2007 position statement: principles and guidelines for early hearing detection and intervention programs. 2007; 120 (4): 898–921.
  4. Quiroz E. Screening auditivo infantil: ¿a quién y cuándo? 6 abril 2008. Disponible en: www.medicinafamiliaruc.cl
  5. Gordis, Leon. Epidemiology: Ch.18 The Epidemiologic Approach to Evaluating Screening Programs. 4ª Ed. Philadelphia: Saunders Elsevier, 2008.
  6. Cl I-WI. Tamizaje Auditivo Neonatal ¿Se Justifica hacerlo? – Escuela de Medicina [Internet]. Medicina.uc.cl. 2017 [citado 19 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://medicina.uc.cl/publicacion/tamizaje-auditivo-neonatal-se-justifica-hacerlo/
  7. Gordis, Leon. Epidemiology: Ch.18 The Epidemiologic Approach to Evaluating Screening Programs. 4ª Ed. Philadelphia: Saunders Elsevier, 2008.
  8. Institute of Health Economics. Screening newborns for hearing. Edmonton: Institute of Health Economics (IHE) 2007: 102
  9. Puig T, Municio A, Meda C. Universal neonatal hearing screening versus selective screening as part of the management of childhood deafness. Cochrane Database Syst Rev 2005; CD003731.