Tendencias en educación virtual para los profesionales de la salud

La pandemia por COVID-19 ha impulsado la educación virtual para los profesionales de la salud.

La elección de una profesión en el área de la salud demanda de una educación continua. El amplio mundo del conocimiento sanitario, en donde el cambio es constante, obliga a la permanente adquisición de nuevos datos, a desarrollar nuevas habilidades, a sumar experiencias y a dejar atrás saberes obsoletos. Y así parece haberlo entendido todo el personal sanitario.

La oferta de actividades de desarrollo profesional en el ámbito de la salud se ha multiplicado en los últimos años, que han sido muy bien recibidas. Según datos mundiales, la educación médica crecerá entre el 17 y el 20% anual en los próximos años.

En América Latina, diversas carreras del ámbito de la salud se han visto obligadas a adoptar el camino de la educación virtual, en vista de que los formatos educativos tradicionales quedaron suspendidos a causa del coronavirus, aislados a la espera de que las condiciones generadas por el virus SARS-COV-2 mejoren.

Es como las materias preclínicas han podido dictase de manera virtual, superando los inconvenientes que se presentaron. Luego del forzado “experimento”, no resulta extraño pensar en la realización de un ciclo preclínico íntegramente virtual para los futuros médicos, Lo cual permitirá a usuarios localizados en diversas partes del mundo, contar con la participación de los mejores profesores o cursos.

El desarrollo de herramientas tecnológicas de aprendizaje que seguramente se masificaran en el futuro cercano, permitirá tanto en el grado como en el postgrado, la utilización de pizarrones interactivos conectados a una computadora donde los docentes escribirán, proyectaran imágenes o videos y los transmitirán en tiempo real a sitios distantes. Cambiando clases de una hora por secuencias cortas que podrán repetirse una y otra vez para una mejor comprensión.

En efecto, la capacitación constante se ha convertido en una exigencia del mercado laboral, que busca profesionales con mayores habilidades, que pueden ser adquiridas en un menor tiempo.

Ante los cambios permanentes que impactan el sistema de salud, el fortalecimiento del talento humano se constituye en un pilar fundamental a través de la educación continuada y el permanente entrenamiento.

Es en este sentido que el impacto del uso de las nuevas tecnologías, sobre todo en el campo de la salud, generan cambios en las formas de organización de la enseñanza que permiten fortalecer los conocimientos.

Entonces, ¿por qué estudiar un curso o maestría online en salud?

Previo a la irrupción del COVID-19 la educación médica online adquirió algunos rasgos evolutivos. Aporta soluciones a cientos de profesionales inmersos en jornadas laborales exigentes. Se sustenta en el aprendizaje colectivo, la colaboración en línea, la proactividad y la formación autodirigida.

Al prescindir de la presencialidad, los líderes educativos han logrado optimizar la interacción con sus aprendices, generando entre los participantes un intercambio, tanto sincrónico como asincrónico, por medio de foros, chats, correos electrónicos.

El COVID-19 ha logrado concretar los rasgos de la educación virtual, ha permitido el mejoramiento de las herramientas educativas tecnológicas para lo virtual. En la actualidad ya no se percibe el porvenir de la educación médica, como algo totalmente separado de lo tecnológico y lo virtual.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Uvirtual. Tendencias en educación online para profesionales de la salud [Internet]. Uvirtual.org. 2020 [citado 15 de octubre de 2021]. Disponible en: https://blog.uvirtual.org/tendencias-en-educaci%C3%B3n-online-para-profesionales-de-la-salud