Como te hemos informado, a partir de la temporada de lluvias en algunas zonas del país también se suelen incrementar los casos de Dengue. Aunque precisamente este año se vive un fenómeno nuevo porque a raíz de la Covid-19 es posible que algunas personas se infecten de ambas enfermedades. En Jalisco ya ocurrió el primer fallecimiento de un mexicano que tenía ambas condiciones y se teme que se presenten más casos.

Por su parte, el director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez, afirmó que los que se deben de cuidar todavía más son quienes ya han sufrido la picadura del mosquito Aedes aegypti y se han recuperado. El motivo es porque se pueden reinfectar y desarrollar complicaciones todavía mayores.

Tipos más peligrosos

A su vez, el epidemiólogo de la Dirección Normativa de Salud, Oscar Flores Munguía, explicó que en México circulan los serotipos del Dengue 1, 2, 3 y 4. Mientras que los casos más severos están relacionados a los tipos 2 y 3, donde se encuentra el Dengue hemorrágico. La persona que se infecta por alguno crea inmunidad de por vida exclusiva hacia ese serotipo de Dengue en particular y temporal, pero parcial hacia los otros.

No obstante, alertó, pasado un tiempo de su recuperación las personas pueden reinfectarse con alguno de los otros tres serotipos restantes y tienen alto riesgo de presentar una forma más grave de la enfermedad, por lo que es muy importante mantener los cuidados preventivos.

Dengue en 2019 y 2020

De acuerdo con el Sistema de Vigilancia Epidemiológica para Enfermedad Transmitida por Vector, en 2019 México reportó 43 mil 362 personas diagnosticadas, incidencia de las más altas reportadas en los últimos 20 años, y 371 defunciones. En el mismo periodo, el ISSSTE registró mil 929 casos confirmados de Dengue, en su mayoría del tipo no grave, con 11 defunciones.

Para 2020, la presencia de la emergencia sanitaria por la pandemia Covid-19 modificó el escenario. De enero a agosto en nuestro país hay 7 mil 278 casos confirmados y 17 defunciones por Dengue. En tanto que el ISSSTE hasta el momento ha detectado 159 casos con cero defunciones.

El especialista reiteró la importancia de no automedicarse. Aunque de manera inicial se puede pensar que es una solución rápida, en realidad se encubre el problema de origen y puede derivar en complicaciones más severas.

Reiteró aplicar medidas de prevención ambiental como evitar tener en patios, azoteas y garajes, llantas, botes o recipientes que puedan formar charcos o favorecer la acumulación de agua estancada, espacios que se convierten fácilmente en criaderos de estos moscos y favorecen su reproducción, especialmente en zonas endémicas de clima tropical.

Por último, en cuanto al cuidado personal, tanto si no hay enfermos en casa y de manera más enfática cuando hay un paciente diagnosticado con Dengue, aconsejó el uso de mallas mosquiteras en ventanas y puertas y alrededor de las camas, así como uso de repelentes de moscos y ropa que cubra brazos y piernas.