La crisis por Covid-19 se mantiene en su máximo apogeo en nuestro país. Los nuevos casos se contabilizan por miles a diario y hasta el momento no existen señales de que se haya controlado el problema. Inclusive un reciente estudio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) asegura que el pico de contagios en México será hasta mediados de agosto. Por lo tanto, significa que los peores días todavía no llegan.

Pese a que el problema de salud pública es nacional, existen algunas entidades que se han visto más afectadas que otras. Una de las que acumula más contagios y decesos es Puebla. Ante este panorama, el gobierno estatal ha publicado varias convocatorias para la contratación de personal médico. El inconveniente es que no se ha obtenido la respuesta esperada y muchos lugares continúan sin ser ocupados.

Otro político mexicano que ataca a los médicos

Fue precisamente por esta situación que el gobernador de la entidad, Miguel Barbosa Huerta, mostró su inconformidad y lanzó varias críticas contra los profesionales de la salud. En una conferencia aseguró que los médicos han perdido la vocación de servicio y curar a los pacientes. En sus palabras, ahora están más preocupados en “ganar” (en referencia a la parte económica) que en atender.

Los médicos de hoy tienen vocación de ‘ganar’ la consulta pero no de curar. Hoy es el momento de que los doctores exhiban frente a la sociedad su verdadera vocación, y créanme que muchos no la tienen, no tienen vocación real de doctores. Son profesionales, claro que sí, pero vocación no tienen de comprometerse con los principios hipocráticos de su carrera.

De inmediato la declaración del gobernador fue cuestionada por los médicos. Aseguran que se equivocó en sus palabras, además de que podría malinterpretarse su mensaje y provocar un odio general contra los profesionales de la salud.

En ese sentido, se debe recordar que a lo largo de las últimas semanas los médicos y enfermeras han sido objeto de ataques y agresiones en la vía pública. Desde insultos verbales hasta ser rociados con cloro por considerar sin sustento que son focos de infección. Hasta el momento el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred) acumula más de un centenar de denuncias de este tipo.

Se repite lo ocurrido con AMLO

Por otra parte, la declaración de Barbosa hace recordar a lo recién ocurrido con el presidente Andrés Manuel López Obrador. En una conferencia de prensa llamó a los médicos “mercantilistas de la salud” y dijo que ahora su único interés era el dinero y no la salud de los pacientes. Pocos días después tuvo que disculparse y asegurar que se habían tergiversado sus palabras.

La realidad es que pese a las declaraciones de ambos políticos, hoy el personal médico representa la primera línea de batalla. Pese a las limitaciones y carencias que se mantienen en muchas unidades de salud, todos hacen lo que pueden y con los recursos que tienen a su alcance para atender a los pacientes. Sin su apoyo las consecuencias por la actual pandemia de Covid-19 serían mucho más alarmantes.