La Universidad de Chicago (Estados Unidos) ha realizado un nuevo estudio con el que ha descubierto que, durante la oleada del brote de COVID19 en la ciudad de Nueva York, solo entre 1 de cada 5 y 1 de cada 7 casos del virus eran sintómaticos. Se trata de un trabajo publicado en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences”.

El equipo de investigación ha evidenciado que los casos no sintomáticos contribuyen sustancialmente a la transmisión en la comunidad, sustituyendo al menos el 50% de la fuerza motriz de la infección por el SARS-CoV-2.

Cuando la epidemia de COVID19 llegó a Estados Unidos, los investigadores observaron que era muy difícil estimar qué proporción de personas infectadas por el SARS-CoV-2 llegaría a desarrollar síntomas, en parte debido a los problemas iniciales de capacidad de análisis.

Se ha querido estimar cuántos casos de COVID19 eran sintomáticos

“Sin datos sobre la capacidad de las pruebas, es muy difícil calcular la diferencia entre los casos que no se notificaron por falta de pruebas y los casos que eran realmente asintomáticos. Queríamos desentrañar estas dos cosas, y como la ciudad de Nueva York fue una de las primeras en informar del número diario de pruebas realizadas, pudimos utilizar esas cifras para estimar cuántos casos de COVID19 eran sintomáticos”, ha explicado Rahul Subramanian, primer autor del estudio.

Aunque hay varios modelos que utilizan datos epidemiológicos para estimar el número de casos no detectados y las tasas de transmisión, este es el primer modelo revisado por pares que incorpora datos sobre la capacidad de pruebas diarias y los cambios en las tasas de pruebas a lo largo del tiempo para proporcionar una imagen más precisa de qué proporción de infecciones por SARS-CoV-2 son sintomáticas en un gran ciudad de Estados Unidos.

Es crucial que todo el mundo cumpla las directrices de salud públicas

La autora principal, Mercedes Pascual, ha expresados que “la incorporación de estos datos al modelo demostró que la proporción de individuos que son sintomáticos para la COVID19 está entre el 13 y el 18 por ciento. E independientemente de la incertidumbre en todos los demás parámetros, podemos decir que más del 50 por ciento de la transmisión que se produce en la comunidad procede de personas sin síntomas, es decir, las que son asintomáticas y presintomáticas”

Este análisis de datos no indica el grado de infecciosidad de los individuos asintomáticos ni tiene en cuenta las nuevas variantes del virus que se están propagando actualmente, el modelo proporciona un apoyo adicional a la importancia de seguir las directrices de salud pública para reducir la transmisión del virus en la comunidad, independientemente de que los individuos muestras síntomas.

“Aunque las personas asintomáticas no transmitan el virus a un ritmo elevado, constituyen algo así como el 80 por ciento de todas las infecciones. Esta proporción es bastante sorprendente. Es crucial que todo el mundo, incluidos los individuos que no muestran síntomas, cumpla las directrices de salud pública, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, y que las pruebas masivas sean fácilmente accesibles para todos”, tal y como ha expresado Qixin He, otro de los autores del estudio.