El reporte más reciente de la Secretaría de Salud (SSa) señala que ya son 462 mil 690 casos positivos y 50 mil 517 defunciones por Covid-19 en nuestro país. La cifra es mucho mayor a la de cualquier pronóstico que se tenía a finales de febrero cuando se confirmó el primer infectado. Con esto, México ocupa el tercer lugar a nivel mundial en número de víctimas mortales, tan sólo por debajo de Estados Unidos y Brasil.

Pese al actual panorama, la opinión del presidente Andrés Manuel López Obrador es distinta. Durante su conferencia matutina de este viernes respondió de forma directa a las preguntas de los reporteros. Ante los cuestionamientos sobre el manejo del brote, dijo que se han tomado las decisiones correctas. Además expuso que se ha hecho un manejo responsable de la crisis.

Han sido meses complicados pero gracias a la unidad y el trabajo en equipo ya logramos aplanar la curva. Además también es importante señalar que hasta el momento nadie se ha quedado sin atención médica, pese a que recibimos un sistema de salud deteriorado en 2018.

Sumado a lo anterior, recalcó que su administración ha logrado “levantar” al sistema de salud. Se han concluido las construcciones de hospitales de administraciones pasadas que estuvieron detenidas y se ha dotado de nuevo equipo a las unidades.

Acciones contra la Covid-19

Con respecto a la Covid-19, recalcó el acuerdo histórico firmado con los hospitales privados. También hizo hincapié en la reconversión hospitalaria del sector público para adecuar los nosocomios. De esta manera se evitó la saturación y todos los que han requerido atención la han recibido.

Como ejemplo, mencionó que al inicio el brote se contaba con dos mil camas de terapia intensiva en todo el país; en cambio ahora hay 12 mil. Una situación similar ha ocurrido con los médicos, personal de enfermería y trabajadores de la salud. Desde el inicio de la pandemia se ha contratado a cerca de 50 mil personas porque existía un alarmante déficit heredado de gobiernos anteriores.

Se trabaja en un Plan B

Por otra parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, indicó que durante los últimos días sí ha existido una disminución en la incidencia en algunas partes del país. Aunque señaló que ahora se trabaja en un plan alternativo debido a que se prevé que la pandemia será de larga duración.

Debido a que se estima que este problema dure entre dos y tres años, ahora la mayor preocupación es alcanzar un equilibrio entre las medidas sanitarias y la reactivación económica.

Le llamo así, Plan B, para dejar sumamente claro que en la revisión de lo que hemos hecho hasta el momento identificamos elementos que nos permiten concluir que ha sido acertado el manejo desde estos primeros cinco meses en México y compatibles con las recomendaciones y estándares internacionales, de manera directa de la Organización Mundial de la Salud.