Frente a la actual emergencia sanitaria, los médicos de primer contacto desempeñan un trabajo fundamental y al mismo tiempo bastante peligroso. Son los responsables de recibir a la población por molestias generales que pueden tener diversos orígenes. Gracias a sus conocimientos se encargan de verificar el motivo del malestar en cada paciente. Al final ofrecen un diagnóstico o canalizan al paciente con el especialista adecuado.

En ese sentido, los médicos que laboran en consultorios anexos a farmacias se enfrentan a una grave disyuntiva. Al ser el tipo de establecimientos que reciben a más pacientes en México, también son los que están más expuestos. Al día ofrecen 325 mil consultas, lo que representa 35 mil más que las que realiza el propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Casos sospechosos de Covid-19

Pero ahora, con información de la Asociación Nacional de Farmacias de México, se dio a conocer que a diario reciben en promedio a 36 mil pacientes sospechosos de Covid-19. No significa que todos sean portadores del virus SARS-CoV 2 pero sí presentan al menos uno de los síntomas principales como fiebre, dolor de cabeza y tos seca.

Al respecto, en todos los casos en que existen argumentos suficientes, se canaliza al paciente a un hospital Covid para que se le aplique una revisión a detalle y en caso de ser necesario se someta a una prueba. Aunque lo cierto es que al salir del consultorio no se puede garantizar que las personas de verdad sigan las indicaciones.

Por otra parte, el personal que atiende los consultorios anexos a farmacias se ha tenido que transformar. En algunos establecimientos ya se trabaja en la posibilidad de ofrecer video consultas médicas para evitar riesgos en el personal sanitario.

A su vez, a la fecha más de mil 500 médicos de este tipo de establecimientos ya han tomado cursos impartidos por la Secretaria de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) para el manejo de pacientes Covid-19.

Con lo anterior lo que se busca es proteger a los profesionales de la salud. Aunque no existe un registro oficial, a la fecha suman al menos seis médicos de consultorios anexos a farmacias que han fallecido por Covid-19. A ellos se deben agregar otros 271 del sector público que han muerte por el mismo motivo.