A lo largo de las últimas décadas los consultorios anexos a farmacias han visto un aumento exponencial con respecto a la cantidad de pacientes atendidos. Factores como los precios económicos y la cercanía son los más valorados por las personas que requieren de un servicio médico. Hasta antes de la pandemia se estimaba que ofrecían 325 mil consultas por día. La cifra representa 35 mil más que las que realiza el propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por su parte, al ser una de las opciones preferidas por los pacientes, quienes ahí laboran se encuentran expuestos a contagiarse. De acuerdo con la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), en este tipo de espacios se atienden a 36 mil pacientes sospechosos de Covid-19 cada día. No significa que todos sean portadores del virus SARS-CoV 2 pero sí presentan al menos uno de los síntomas principales como fiebre, dolor de cabeza y tos seca.

Personal médico en riesgo e ignorado en el plan de vacunación

Pese al riesgo que enfrentan por realizar su trabajo, los médicos de farmacias y el resto del personal de estos establecimientos no ha sido contemplado para tener prioridad y ser inmunizado primero. Lo que se argumentó en un inicio es que no existía un padrón nacional y por lo tanto no se podía ofrecer este beneficio.

Ante las constantes quejas, el subsecretario de Salud garantizó que sí se vacunaría a los médicos de farmacias si se conformaba una lista con los nombres de todos los que laboran en estos espacios. Aunque esa promesa ahora ha sido cancelada al menos en la Ciudad de México.

En ese sentido, el diputado local, Christian Von Roehrich, presentó una iniciativa ante el Congreso de la Unión. La petición consistía en ofrecer a los médicos y demás personal de las farmacias, la prioridad para recibir lo más pronto posible la vacuna contra la Covid-19.

Diputados se oponen a la propuesta

El día de hoy fue discutida la propuesta y con 30 votos en contra, 19 a favor y cero abstenciones se rechazó. El propio diputado denunció a través de sus redes sociales que la mayoría de quienes se opusieron fueron sus colegas de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Por su parte, la iniciativa además contemplaba ofrecer apoyo psicológico a los médicos de farmacias. A diferencia de quienes laboran en el IMSS o ISSSTE ellos no cuentan con esta prestación. Mientras que en el momento actual es cuando más apoyo requieren por el estrés constante en el que viven al temer que en cualquier momento se puedan contagiar.

De igual forma es necesario tomar en cuenta que de acuerdo con la Anafarmex, el 30 por ciento de los médicos de farmacias se han contagiado de Covid-19. Pero eso no es todo porque también se estima que al menos el cinco por ciento ha fallecido o está en una situación crítica de salud por esta enfermedad. Por lo pronto, quienes pertenecen a este sector tendrán que esperar hasta que cumplan con el requisito de edad para poder ser vacunados cuando les corresponda.