¿Ganó la derecha? Starbucks dejará de cubrir cirugías de reasignación de género

Starbucks ha cubierto algunos tipos de cirugía de reasignación de género para sus empleados desde 2012, sin embargo esto podría llegar a su fin

  • Starbucks ha cubierto algunos tipos de cirugía de reasignación de género desde 2012.
  • Con las aprobaciones médicas requeridas, los trabajadores de Starbucks podrían obtener muchos de estos procedimientos sin deducible ni copago. El sitio web LGBTQ Them lo llamó “la política de salud trans más completa del mundo”.
  • Pero Fast Company se enteró a través de entrevistas con varios empleados preocupados y destacados proveedores de atención médica que el alcance del plan complementario se diluirá en septiembre.

 

Starbucks ha cubierto algunos tipos de cirugía de reasignación de género desde 2012.

En un movimiento radical en 2018, trabajó con la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero para presentar un plan de seguro complementario que agregó cobertura de procedimientos “anteriormente considerados cosméticos”, como reducción de senos, contorno de la frente, implantes de pantorrillas y trasplantes de cabello.

Con las aprobaciones médicas requeridas, los trabajadores de Starbucks podrían obtener muchos de estos procedimientos sin deducible ni copago. El sitio web LGBTQ Them lo llamó “la política de salud trans más completa del mundo”.

El alcance del plan complementario se diluirá en septiembre

Pero Fast Company se enteró a través de entrevistas con varios empleados preocupados y destacados proveedores de atención médica que el alcance del plan complementario se diluirá en septiembre.

Aetna, la compañía de seguros de este plan, ha enviado avisos sobre los cambios inminentes en los proveedores de atención médica, lo que hace que los consultorios médicos se apresuren a acelerar las cirugías de los pacientes empleados por Starbucks.

Mientras tanto, los trabajadores de Starbucks están ansiosos porque se les pedirá que carguen con una mayor parte de los costos de estos procedimientos vitales una vez que cambie la política. Agregando confusión, Starbucks dice que lo que desencadenó este cambio es una nueva ley del estado de Washington defendida por activistas LGBTQ para hacer que los seguros sean más inclusivos para las personas trans.

Sin embargo, en todo el país, los empleados de Starbucks podrían terminar pagando de su bolsillo por la atención de afirmación de género y perder el acceso a los mejores médicos.

Como lo explica un trabajador, están haciendo la cuenta regresiva hasta septiembre para “saber si el beneficio que ofrece Starbucks seguirá existiendo a tiempo para que lo usemos”.

En EE.UU los tratamientos médicos transgénero para menores ya están prohibidos

Por otro lado, los legisladores de Alabama votaron el jueves para criminalizar los tratamientos médicos transgénero hacía los jóvenes que están en transición. Adoptando algunos de los lenguajes más restrictivos del país y amenazando a médicos y enfermeras con hasta 10 años de prisión.

Aún no se sabe si las políticas ultraconservadoras de EEUU tienen que ver con la decisión de Starbucks.

Ya hay una ley para que se usen los baños y vestuarios para el sexo que figura en sus actas de nacimiento originales

La legislación fue aprobada ya que los legisladores conservadores de todo el país han centrado su atención en las personas transgénero y otros temas LGBTQ. Han perseguido una serie de proyectos de ley destinados a limitar lo que los médicos llaman “atención de género”. Además, quieren prohibir que algunos estudiantes transgénero participen en deportes escolares.

El jueves, los legisladores de Alabama también presentaron una legislación que exigiría que los estudiantes usen los baños y vestuarios para el sexo que figura en sus actas de nacimiento originales. También agregó una enmienda que restringió las discusiones en el aula sobre género y sexualidad desde el jardín de infantes hasta el quinto grado.

Pero el proyecto de ley sobre atención médica se ha convertido en uno de los de mayor alcance. Ya que convertiría en un delito grave recetar hormonas o medicamentos para bloquear la pubertad o realizar cirugías de prolongación de género.

Las medidas han sido condenadas por la comunidad transgénero, así como por el establecimiento médico. En los últimos años, otros estados han considerado, y en algunos casos avanzados, tener una legislación destinada a impedir que los médicos y enfermeras brinden atención de importancia de género a los jóvenes. Aunque ninguno ha caído en un delito grave.

Los críticos del proyecto de ley de Alabama también sostienen que podría incitar a los legisladores de otros estados a aplicar tales restricciones.

Notas relacionadas:

Esta es la alimentación adecuada en personas con artritis

¿Cuándo hacerse un test de antígenos con las nuevas variantes de Ómicron?

Descubren nueva variante de COVID-19 5 veces más contagiosa que ómicron