A lo largo de los últimos días se volvió noticia mundial el anuncio de Pfizer junto a BioNTech con respecto a su vacuna contra la Covid-19. Como parte de los resultados intermedios de sus ensayos clínicos fase 3, se obtuvo que tiene una efectividad del 90 por ciento. Se trata de una de las tasas más elevadas para un proyecto contra cualquier enfermedad. Aunque se debe recordar que todavía no son los resultados definitivos, por lo que se debe esperar hasta que las pruebas concluyan y se pueda tomar una determinación.

Además de que se trata de una inmunización de alta efectividad, también destaca porque la lista de efectos secundarios e incomodidades que provoca son mínimas. Después de la primera dosis experimentan una sensación similar a la de una resaca. Las consecuencias inmediatas son dolor de cabeza, fiebre y dolores en el cuerpo. Aunque al inicio son menores, se incrementan cuando las personas reciben la segunda dosis que se requiere para brindar protección a largo plazo.

Tecnología nunca antes vista en una vacuna

Por otra parte, esta vacuna también ha llamado la atención porque utiliza una técnica inédita en el mundo. Se basa en el ARNm sintético para activar el sistema inmunológico contra el virus SARS-CoV-2. Aunque para garantizar su funcionamiento requiere de un almacenamiento a menos 70 grados o incluso menos, lo que equivale a un invierno antártico. Mientras que sólo se puede descongelar hasta cinco días antes de su aplicación.

Por lo anterior, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que se trata de un proyecto esperanzador pero que no es adecuado para la mayoría de países. En caso de que no se cumpla con el sistema de ultracongelación la vacuna es inútil.

Al respecto, en conferencia de prensa el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, señaló que se trata de una barrera que no había sido considerada. Por lo tanto, ahora se analiza seriamente si realmente vale la pena que México adquiera la vacuna de Pfizer.

México no tiene la tecnología para almacenar la vacuna

De manera previa México había firmado un convenio para tener un acceso temprano a varios dosis con la vacuna entre diciembre y comienzos del 2021. Aunque el documento está sujeto a clausulas y ahora podría no concretarse la compra.

En ese sentido, el funcionario añadió que hasta que México no cuente con un sistema de ultracongelación no se hará valida la adquisición de la vacuna. Por lo tanto, ahora la prioridad es diseñar un sistema de tamaño industrial con toda la infraestructura para almacenar varios millones de dosis o esperar hasta que otras farmacéuticas anuncien los resultados de sus proyectos.

Por todo lo mencionado, se ha acusado a esta vacuna de Pfizer de estar diseñada para los países más avanzados del mundo porque son los únicos que cuentan con los sistemas que se necesitan para mantenerla. En cambio, las naciones limitadas o con climas cálidos como México están imposibilitadas para su almacenamiento.

¿Y tú qué opinas que deba hacer nuestro país con respecto a la vacuna de Pfizer?