Parece que la pandemia provocada por la COVID19 no cesa y ahora, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de un alarmante aumento del número de contagios por coronavirus, el primero que se produce en las últimas siete semanas. Se trata, por tanto, según el organismo internacional, de una tendencia peligrosa que ha sido detectada ya en varios continentes y que hace ya presagiar la esperada cuarta ola de COVID.

Tedros Adhanom Ghebreyesu, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recordado que las vacunas, “por sí solas” no acabará con el virus, ya que, en la última semana, el número de casos notificados ha aumentado por primera vez en siete semanas. Tedros ha expresado que “los casos notificados aumentaron en cuatro de las siete regiones de la OMS: las América, Europa, el Sudeste Asiático y el Mediterráneo Orienta. Esto es decepcionante pero no sorprendente”.

La OMS ha achado el aumento de contagios a la relajación

Sobre todo, Tedros ha achacado estas subidas de contagios, en parte a la “relajación de las medidas de salud pública, a la circulación continua de variantes y a que la gente baja la guardia”. Según ha expresado el dirigente de la OMS, “las vacunas ayudarán a salvar vidas, pero si los países confían únicamente en las vacunas, están cometiendo un error. Las medidas básicas de salud pública siguen siendo la base de la respuesta. Para las autoridades, pruebas, rastreo de contactos, aislamiento, cuarentena y atención de calidad. Para las personas significa evitar las multitudes, el distanciamiento físico, la higiene de las manos, las mascarillas y la ventilación”.

Asimismo, Tedros ha lamentado que los países de bajos ingresos estén comenzando ahora a vacunar a los sanitarios contra la COVID19, “casi tres meses después” de que comenzara la campaña de vacunación en las naciones más ricas.

«Es alentador ver que los trabajadores de la salud en los países de bajos ingresos comienzan a ser vacunados contra la COVID19, pero es lamentable que esto llegue casi tres meses después de que algunos de los países más ricos comenzaran sus campañas de vacunación«, ha criticado en rueda de prensa este lunes desde Ginebra (Suiza).

Además ha denunciado que muchos países ricos estén vacunando ya a adultos más jóvenes y sanos mientras en el tercer mundo los sanitarios y las personas mayores, que tienen mayor riesgo de COViD19, aún no hayan recibido ni siquiera una dosis.

Esta semana se entregarán otros 11 millones de dosis

Tedros ha reclamado que “Es lamentable que algunos países sigan dando prioridad a la vacunación de los adultos más jóvenes y sanos con menor riesgo de enfermedad en sus propias poblaciones, por delante de los trabajadores sanitarios y las personas mayores de otros lugares. Los países no están en una carrera entre ellos, se trata de una carrera común contra el virus. No estamos pidiendo a los países que pongan en riesgo a su propia gente. Estamos pidiendo a todos los países que formen parte de un esfuerzo global para suprimir el virus en todas partes”.

El máximo dirigente de la OMS ha informado que esta semana se entregarán otros 11 millones de dosis y ha agregado que “de aquí a finales d e mayo, se asignarán 237 millones de dosis de vacunas a 142 economías participantes en COVAX. Mañana COVAX publicará la primera ronda de asignaciones, que cubre la mayoría de las economías que participan”.

Por último, Tedros ha avanzado que la OMS y los socios de COVAX “seguirán trabajando día y noche” para lograr el objetivo de que la vacunación comience en todos los países en los primeros 100 días de este año. Además ha reivindicado que “ahora quedan 40 días. Solo podemos hacer realidad esta visión con el apoyo y la cooperación de todos los socios”.