De milagrosos a “productos engaño”: Nuevo término usado por Cofepris

Los productos engaño se disfrazan como medicamentos aunque en realidad no lo son y por eso Cofepris recomienda evitar su consumo.

  • Estos productos son fraudulentos y muchas veces se anuncian como medicamentos aunque en realidad no lo son.
  • Su consumo pone en riesgo a las personas porque les genera una falsa sensación de protección y puede derivar en consecuencias mortales.
  • A través de Canal Once se publicarán cápsulas informativas para evitar su consumo.

Cuidar la salud de todos los mexicanos es uno de los objetivos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y por eso decidió adoptar el nuevo término “productos engaño”. Esta clasificación se utilizará para nombres a los que antes eran conocidos como “productos milagrosos” y el objetivo es evitar su consumo entre la población.

Dentro de tu trabajo con los pacientes es común ver que algunos caen en estafas. Con frecuencia adquieren medicamentos o tratamientos que supuestamente curan con facilidad alguna enfermedad. El problema es que carecen de un registro sanitario porque no hay una evidencia científica que los avale.

Este tipo de productos son fraudulentos y muchas veces se anuncian como medicamentos aunque en realidad no lo son. Para disfrazar su falta de reconocimiento como fármacos, sus fabricantes alegan que son productos nutricionales con propiedades saludables. Al final se trata de una estafa para engañar a las personas.

Esta situación es más grave de la que muchos pueden creer. Su consumo no solo genera una sensación de falsa seguridad sino que puede derivar en fatales consecuencias. De hecho, con frecuencia se reportan fallecimientos en personas que consumen este tipo de productos en lugar de medicamentos formales.

Nueva campaña informativa de Cofepris

A partir de todo lo anterior, Cofepris no solo los llamará “productos engaño” sino que también anunció una nueva campaña. Para llegar a un mayor número de personas confirmó una alianza con Canal Once para difundir cápsulas informativas durante la programación habitual.

En esta campaña se elimina el uso del concepto productos milagro, para evitar que las personas caigan en engaños y desinformación o se les haga percibir que se trata de productos con bondades de las que se carece.

El cambio en la forma de nombrar a estos productos engañosos cumple la instrucción del secretario de Salud, Jorge Carlos Alcocer Varela, y tiene por objetivo fortalecer la lucha contra la desinformación con la que se promueven falsas cualidades terapéuticas de insumos irregulares que antes se prestaban a interpretaciones de cualidades posiblemente milagrosas o curativas.

Al presentar el anuncio, el titular de la dependencia, Alejandro Svarch Pérez, explicó que “los productos engaño no tienen ninguna cualidad milagrosa, prometen mucho y no curan nada; no se tiene trazabilidad de sus sustancias ni de los excipientes y resultan en un altísimo riesgo a la salud de las personas”.

La campaña fue planificada durante la Primera Semana Nacional contra Riesgos Sanitarios, realizada del 30 de abril al 6 de mayo en Acapulco, Guerrero. Ahí, autoridades sanitarias y de medios públicos discutieron estrategias, así como la importancia de fomentar entre personas de todas las edades una nueva cultura de consumo informado con base en la evidencia científica.

En el panel “Renombrando productos milagro a productos engaño”, el director general de El Once, Carlos Brito Lavalle, destacó la vital importancia de que este tipo de campañas lleguen a toda la sociedad, ya que estos productos no sólo no pueden cumplir sus promesas, sino que pueden causar lesiones graves o incluso la muerte.

“Como medio público federal, tenemos el compromiso de informar de manera efectiva y expedita los riesgos que pudiesen llegar a afectar a la población mexicana; es una de las convicciones que hemos adoptado, pues lo que nosotros hacemos es dar un servicio a la sociedad, y creo que esta campaña es reflejo de ello”.

¿Cuál es la función de Cofepris?

Fue el 5 de julio de 2001 cuando se publicó el decreto con el que se dio por constituida la Cofepris. Desde un principio se estableció que sería un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Salud (SSa), con autonomía técnica, administrativa y operativa. Su principal labor es ser el organismo rector en materia de control y regulación sanitaria en todo el país.

Importancia de su trabajo

De esta forma, la Cofepris es la encargada de analizar y autorizar la operación de todos los productos, dispositivos y establecimientos afines a la salud. Abarca desde laboratorios farmacéuticos, medicamentos, farmacias y consultorios de todo tipo. En sumatoria, todos ellos equivalen a casi el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

De acuerdo con cálculos actuales, la Cofepris regula 44 centavos de cada peso que gastan los hogares en México. La cifra se obtiene a través de tres sectores que regula: alimentos, bebidas y tabaco; artículos para el cuidado de la salud; y artículos para el cuidado personal.