Una mujer pujó tan fuerte mientras daba a luz que se le “salió” un ojo

Bethany Collins les dijo a sus seguidores que presionó tanto durante el trabajo de parto que uno de sus ojos en realidad "se salió".

Bethany Collins, de 23 años, les dijo a sus seguidores que presionó tanto durante el trabajo de parto que uno de sus ojos en realidad “se salió”. Pero dijo que volvió a la normalidad seis semanas después.

¿Esto es normal? Las mujeres pueden experimentar ojos inyectados en sangre

Durante el esfuerzo del parto, las mujeres pueden experimentar ojos inyectados en sangre, según el sitio web BabyCenter.

“Empujar y esforzarse eleva la presión arterial, lo que puede provocar la rotura de los capilares y los ojos enrojecidos. Pero no se preocupen, los ojos inyectados en sangre generalmente son inofensivos y se resuelven en dos semanas”, según el medio.

En una fotografía que compartió de sí misma en el hospital, se ve su ojo izquierdo sobresaliendo de su cabeza.“Mi médico dijo: ‘Vaya, nunca había visto que esto sucediera antes’, pero ahora tengo a la señorita Phoebe”, escribió la nueva mamá en el pie de foto de su publicación.

mujer luz ojo

 

A pesar del incidente del estallido, Bethany fue bendecida con una hermosa niña.

Durante el esfuerzo del parto, las mujeres pueden experimentar ojos inyectados en sangre, según el sitio web BabyCenter.

Sin efectos a largo plazo

Mientras tanto, otras madres compartieron sus propias experiencias en la red social:

“¡Dios mío! Me sangran los ojos porque presioné mucho. Parecía tan aterrador”, escribió uno.

“Por eso cerré los ojos”, dijo otra.

Una tercera agregó: “Razones para no quedar embarazada”.

 

Otro tipo de cosas inesperadas puede que salgan de tu cuerpo durante el parto es sangre y líquido amniótico. Algunas mujeres experimentan nausea y vómitos. Otras tienen diarrea antes o durante el parto, y la flatulencia (gas) también es bastante común. Durante la fase del parto en la que tienes que pujar puede que pierdas el control de tu vejiga o de tu vientre.

Pero además de lo anterior, el embarazo puede traer consigo 5 sorpresas:

1. El instinto de preparación del nido

Muchas mujeres experimentan un instinto de preparar el ambiente que les rodea para la llegada del bebé. Es un fuerte deseo de preparar el hogar limpiando y decorando. O quizás puede que te quieras dedicar a proyectos a los que no habías podido dedicarte hasta la fecha, como organizar tu garaje o tus armarios.

2. Incapacidad para concentrarte

En el primer trimestre, la fatiga y las nauseas durante la mañana pueden hacer que las mujeres se sientan cansadas y mentalmente confusas. Incluso una mujer embarazada que descanse lo suficiente puede experimentar cierta incapacidad para concentrarse y períodos de no recordar detalles.

La preocupación por el bebé es parcialmente una de las causas, como lo son también los cambios hormonales. Todo, incluyendo el trabajo, las cuentas, las citas con el doctor, pueden parecer menos importantes que el bebé y el nacimiento a punto de ocurrir. Tú puedes combatir tus olvidos haciendo pequeñas listas para que puedas recordar ciertas fechas y citas.

3. Cambios de humor

El síndrome pre-menstrual y el embarazo se parecen en muchas maneras. Tus pechos crece y se vuelve más sensible, tus hormonas fluctúan, y puede que tengas cambios de humor. Si tu sufres del síndrome premenstrual, puede que tengas tendencia a tener cambios de humor más severos durante el embarazo. Estos cambios pueden hacerte sentir feliz durante un minuto y al siguiente, con ganas de llorar. Puede que un día estés enfadada irracionalmente con tu pareja y al día siguiente uno de tus colegas te irrite inexplicablemente.

Los cambios de humor son muy comunes durante el embarazo, aunque tienden a ocurrir más comúnmente durante el primer trimestre y hacia el final del tercer trimestre.

Muchas mujeres embarazadas experimentan depresión durante el embarazo. Si tu tienes síntomas tales como problemas del sueño, cambios en los hábitos alimenticios (pérdida completa del apetito o incapacidad de parar de comer), y cambios de humor exagerados durante mas de dos semanas, debes hablar con tu médico.

4. Talla del sujetador

Un incremento en la talla del pecho es uno de los primeros signos de embarazo. El pecho generalmente se hincha y aumenta de tamaño durante el primer trimestre del embarazo debido al incremento en el nivel de las hormonas estrógeno y progesterona. Ese tipo de crecimiento durante el primer trimestre no es necesariamente el único- ¡Tu busto continuará creciendo durante todo tu embarazo!

5. Piel

¿Te dicen tus amigos que tienes un resplandor de embarazada? Este es uno de los tantos cambios que tu piel experimentará durante el embarazo debido a cambios hormonales normales y el estiramiento de tu piel para que puedas tener el cuerpo del bebe dentro de ti.

Las mujeres embarazadas experimentan un incremento en el volúmen de la sangre para permitir que una cantidad adicional de sangre llegue al útero para satisfacer las necesidades metabólicas del feto. También se produce un abastecimiento mayor de sangre a los órganos de tu cuerpo, especialmente los riñones. La mayor cantidad de sangre trae consigo más sangre a los vasos sanguíneos incrementando la secrecione de grasas por las glándulas sebaceas.

Algunas mujeres desarrollan manchas de color marrón o amarillento llamados cloasma o “la mascara de la embarazadas” en sus rostros. Y algunas también desarrollaran una línea oscura justamente en el medio de la parte inferior del abdomen, conocida como la línea negra, al igual que hiper-pigmentación (oscurecimiento de la piel) de los pezones, de los genitales externos, y la región anal. Estos cambios son producidos por las hormonas del embarazo, las causantes de que el cuerpo produzca más pigmentación.

En general, el embarazo puede ser un período donde la mujer también experimenta ciertos picores. El estiramiento de la piel del abdomen puede que cause que la piel pique y tenga presencia de escamas debidas a la piel seca. Tu doctor puede recomendarte cremas para calmar la piel seca o con picor.

Notas relacionadas:

Covid-19 encoge el cerebro, pese a que la infección sea leve: estudio

Cosas que NUNCA se deben hacer con pacientes extranjeros

Los 10 comportamientos negativos que un Residente Médico debe evitar a TODA COSTA