Aunque existen varias vacunas que se han desarrollado para combatir la pandemia, una de las más controvertidas ha sido la rusa Sputnik V. Todo surgió porque en su proceso de investigación no se siguió el protocolo que indican las autoridades internacionales. Además comenzó su aplicación antes de obtener un registro y verificar su eficacia final. Inclusive en algún momento se llegó a dudar acerca de su verdadera utilidad y la aparición de posibles efectos secundarios.

Todo lo anterior cambió cuando la revista científica The Lancet publicó los resultados de los ensayos clínicos fase 3. Ahí se indicó que la inmunización tiene una eficacia del 91.6 por ciento para evitar desarrollar cuadros graves de Covid-19. Aunque para conseguirlo es necesaria la aplicación de dos dosis con una separación de 21 días. Mientras que otro punto importante es que se observó que también logra generar anticuerpos en personas mayores de 65 años.

Otra controversia se generó cuando México anunció la compra de un lote de la vacuna Sputnik V cuando todavía no tenía un permiso sanitario. Aunque no se respetó el orden, al final la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) otorgó la autorización para el uso de emergencia en nuestro país.

Por su parte, de acuerdo con el Calendario oficial de vacunación, se prevé que lleguen a México 26 millones de dosis de este biólogico a lo largo del primer semestre del año. Mientras que ahora el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, especificó que el primer lote con 400 mil vacunas tentativamente llegará este sábado 20 de febrero.

¿En dónde se aplicará primero esta vacuna?

Mientras que el funcionario agregó que ya se tiene definido el lugar y el segmento de la población con el que comenzará la aplicación de la vacuna Sputnik V en México. No quiso revelar el nombre pero mencionó que se trata de un municipio urbano de alta marginación social y que registra un alto índice de mortalidad.

“No voy a decir el sitio específico pero sí el segmento social. Va a ser un municipio de alta marginación social urbano y que ha tenido una alta mortalidad. Hay varios en esta condición pero los hemos estratificado por mortalidad, muy distinto al número de personas fallecidas. Porque obviamente donde hay más población, hay más fallecidos. Pero la mortalidad lo que nos mide es el riesgo y la probabilidad de que haya fallecimientos”.

En ese sentido, mencionó que hay varios motivos que obligaron a tomar esa decisión. El primero y más importante es ofrecer la protección en donde más se requiere en estos momentos y dar prioridad a las personas con más carencias. También dijo que la vacuna Sputnik V requiere de equipos de ultracongelación para su almacenamiento, por lo que es conveniente que se aplique por espacios geográficos completos.

Por lo pronto, México se encuentra a punto de tener a su disposición tres vacunas distintas para combatir la Covid-19. Mientras que las otras dos opciones que ya fueron autorizadas por la Cofepris son las chinas CanSino y Sinovac aunque todavía no hay una fecha en la que ambas podrían iniciar sus campañas de inmunización en el país.