Todos los virus tienden a cambiar su estructura de manera constante. Precisamente eso es lo que ha ocurrido con el SARS-CoV-2 durante los últimos meses. Aunque dentro de las mutaciones que se han identificado la variante B.1.617 de la India es la que ahora genera más preocupación. A la fecha se le hace responsable de la situación que enfrenta el gigante asiático en la actualidad hasta convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia.

En ese contexto, es necesario explicar que la definición más simple de una variante es que se trata de un conjunto de mutaciones que vuelven diferente a un virus con respecto al original. Además, para considerarse dentro de este rubro debe causar un impacto en la salud pública: mayor transmisibilidad, cambios en la respuesta inmune y otros.

Dentro de las que se han identificado hasta el momento existe una que es catalogada como la más peligrosa. Se trata de la B.1.1.7 o británica y los estudios realizados han concluido que es hasta 40 por ciento más contagiosa que las demás.

Una variante de alta preocupación

Ahora bien, la información acerca de la variante B.1.617 de la India todavía es insuficiente. Todavía no se ha podido comprobar que sea más mortal aunque sí se sospecha que es más infecciosa. Precisamente por eso es que hace unos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya la considerara dentro de la clasificación de “preocupación internacional”.

Otro de los problemas es su rápida expansión alrededor del planeta. Fue en los primeros días de abril cuando se identificó el primer caso en México. De forma más concreta el afectado fue un residente de San Luis Potosí que tuvo contacto directo con una persona que llegó desde Estados Unidos. Desde entonces se encendieron las alarmas. Mientras que ahora Milenio dio a conocer que existen otras dos personas infectadas en nuestro país.

Nuevos casos recién identificados

En este caso los afectados son dos varones que residen en Sinaloa de 33 y 34 años de edad aunque se desconoce su nacionalidad. Por su parte, el titular de la Secretaría de Salud estatal (SSS), Efrén Encinas, confirmó la noticia.

De cualquier forma el funcionario agregó que los resultados de los dos casos de la variante B.1.617 de la India en Sinaloa serán enviados al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para validar la información.

Por lo pronto, lo único que se limitó a decir es que las dos personas afectadas se encuentran estables de salud y permanecen aisladas dentro de un hospital privado en Mazatlán. En tanto que ya se realiza un seguimiento para identificar otros posibles contagiados.

Por otra parte, un nuevo informe de la OMS afirma que la variante B.1.617 de la India ya tiene presencia en 44 países. Dentro de los ubicados en América los que ya han confirmado casos son: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Estados Unidos, México y Venezuela.