Variante Ómicron: la infección previa no evita su contagio según la OMS

Anne von Gottberg, vicepresidenta del Grupo Asesor Técnico sobre la Evolución del SARS-CoV-2 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha apuntado que la infección previa por COVID19 podría no proteger contra la nueva variante Ómicron, al contrario de lo que sí ocurría con la variante Delta.

“Creemos que esa infección previa no proporciona protección contra la infección debida a la variante Ómicron. Sin embargo, es de esperar que les proporcione protección contra el ingreso en el hospital y la muerte. Eso es bastante grande porque la infección previa solía proteger contra Delta y ahora con Ómicron no parece ser el caso”, ha comentado la especialista en rueda de prensa.

Existe riesgo de reinfección con la variante Ómicron

Pese a que ve posible un riesgo de reinfección con la variante Ómicron, la experta sí cree que las vacunas “protegerán contra la enfermedad grave”. Para ello ha insistido en que “hemos visto un aumento constante de la protección utilizando vacunas con las otras variantes. Las vacunas siempre han resistido para prevenir la enfermedad grave y el ingreso en los hospitales y la muerte”.

Von Gottberg ha señalado que ayer, en Sudáfrica, se notificaron más de 8 mil nuevos casos. “La mayoría de ellos se encuentran en el epicentro de nuestro actual comienzo de la cuarta ola. Estábamos en el período intermedio entre nuestra última tercera ola, que fue por Delta, donde las cosas estaban muy tranquilas y el número de casos era muy bajo. Y ahora están aumentando a un ritmo rápido. Los números están aumentando muy rápidamente”.

Cada vez más países notifican casos de la nueva variante

Así que, al respecto, la experta ha alertado de que “muchos de los infectados tienen una infección previa…Parece que hay un predominio de la variante Ómicron en todo el país. Ha sido identificada a través de la secuenciación en al menos cinco de nuestras provincias que tienen datos de secuenciación, y creemos que las otras provincias simplemente no se ha identificado todavía porque no tenemos especímenes que han sido secuenciados”.

Por otra parte, Salam Gueye, director de Emergencias de la OMS, ha lamentado que “cada vez son más los países que notifican la nueva variante desde que se secuenció por primera vez en Sudáfrica…Ghana y Nigeria se han convertido en los últimos países africanos en detectar casos de la variante Ómicron. A nivel mundial, más de 20 países han notificado ya la nueva variante. Se espera que esta nueva variante se detecte en más países a medida que las autoridades nacionales intensifiquen las operaciones de vigilancia y secuenciación”.

Aunque se está investigando para saber si la nueva variante es más contagiosa, causa una enfermedad grave o tiene un impacto en la eficacia de la vacuna, Gueye ha resaltado que “su aparición es un duro recordatorio de que se deben redoblar los esfuerzos para frenar la transmisión de la COVID-19”.