Ante un problema como la pandemia de Covid-19, no existen lugares que se encuentren exentos y eso incluye las comunidades rurales. Aunque por su ubicación, son los espacios más complejos para brindar atención médica a la población debido a la lejanía y condiciones del entorno. Aunque ahora, gracias a la tecnología, se busca ofrecer una alternativa.

Gracias a la unión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Telecomunicaciones de México (TELECOMM) y el operador satelital SES, se dispondrá temporalmente de una red satelital de banda ancha de alto desempeño. El objetivo es apoyar a la Secretaría de Salud (SSa) en telemedicina y en la integración, procesamiento y envío de la información, que generan los hospitales y centros de salud que atienden la pandemia generada por Covid-19.

De momento son 10 las entidades federativas que ya cuentan con esta conectividad satelital, por lo cual se han habilitado 35 enlaces satelitales instalados por TELECOMM en hospitales y centros de salud ubicados en zonas rurales.

Con más de 22 MHz de capacidad del satélite SES-10, se logran enlaces de hasta 1 Mbps de “bajada” (velocidad de descarga del contenido) y hasta 512 Kbps de “subida” (velocidad de envío de la información), por lo que se dispone de un ancho de banda continuo y de excelente calidad, en todo el territorio nacional, para intercambiar archivos de alta resolución, imágenes, video y datos.

Beneficios para los médicos

Esta tecnología satelital de banda ancha también permitirá a los médicos, con los equipos locales, analizar radiografías y scanners de pacientes a distancia desde zonas remotas, para así generar diagnósticos y evaluar el tratamiento a realizar.

Además se indicó que no genera gasto alguno para el erario mexicano pues la capacidad entregada gratuitamente por SES utiliza un telepuerto de TELECOMM, configurado por Hughes Networks Systems, que apunta al satélite y el uso de las estaciones, desplegadas en hospitales, forman parte de la infraestructura que TELECOMM tiene disponible para casos de urgencia.

Con esta conectividad, la telemedicina en tiempos críticos apoya a los equipos de médicos y de enfermería, al mismo tiempo que facilita el intercambio de diagnósticos y de información, priorizando la prevención. Además, permite una mayor coordinación entre la SSa y los hospitales y centros de salud que atienden las actuales circunstancias sanitarias.