4 razones que diferencian la diabetes en los géneros

35

4 razones que diferencian la diabetes en los géneros

La diabetes es una enfermedad crónica, bajo una expresión de riesgos dispares, ligados al género y a las desigualdades sociales. Sobre todo, porque se ha observado que las mujeres con altos niveles de azúcar en sangre padecen de arritmias, inflamación sistémica, osteoporosis y depresión, en mayor medida que los hombres.

Así mismo, la ceguera, el daño al riñón y los problemas emocionales, también afectan con mayor frecuencia a las féminas, que, a los varones, como consecuencia del deterioro celular. Además, entre las mismas mujeres se presentan diferencias en la presentación de esta patología, al relacionarse con el grupo étnico de donde provienen. Ya que, las mujeres blancas tienen menor prevalencia de enfrentar esta afección, que las descendientes afro, latinas o asiáticas. 1

El género influye en el manejo de la diabetes.

La biología de cada uno de los géneros, los aspectos sociales y educativos, el estilo de vida y el comportamiento, influyen en la forma de cómo se experimentan las comorbilidades. Es así, como los datos estadísticos y los estudios revelan que las mujeres sufren más de diabetes, que los hombres, principalmente por los cambios hormonales y las precarias condiciones socioeconómicas

  1. Las Infecciones de las vías urinarias. Esta, es una de las razones por las cuales se presenta de diferente manera la diabetes en los géneros. Ya que, aunque este tipo de grupo etario es más susceptible a presentar infecciones. Son las mujeres, las más propensas a contraer virus y bacterias, que afectan el tracto urinario; 2 a 3 veces superior a el resto de la población.2
  2. Los cambios hormonales. El ciclo menstruación, el periodo de gestación y la menopausia, son propios de las féminas. Por tanto, los niveles no controlados de azúcar en sangre llevan a crear peligros anexos de mortalidad materno- fetal, a causa de vivir un embarazo de alto riesgo. Que en cualquier caso debe ser planificado y vigilado, de la mano de profesionales de la salud.
  3. Las relaciones sexuales. Se ven afectadas a causa de esta patología, debido a que se pierde el interés sexual y la capacidad de disfrute. Especialmente en las mujeres, que llegan a padecer resequedad vaginal, incomodidad y dolor ante el coito. Como consecuencia del daño en los nervios, la reducción del flujo sanguíneo, el uso de ciertos medicamentos y las hormonas.
  4. La inequidad social. Afecta la forma en que ambos géneros conviven con la diabetes. Ya que, la falta de oportunidades, el bajo acceso a los servicios de salud y las condiciones de precariedad, en que viven muchas mujeres en el mundo. Las lleva a descuidar los hábitos de alimentación, llegando a la obesidad y los desórdenes alimenticios, que facilitan la comorbilidad a temprana edad.

Existen muchas razones por las cuales se visualiza de una manera diferente la forma en que ambos géneros desarrollan las enfermedades. En especial la diabetes, que va enlazada a cambios físicos propias de la mujer y necesita atención primaria. Direccionada a fomentar buenos hábitos, seguido de planes de prevención y políticas de accesibilidad a recursos, para mejorar las condiciones de salubridad, educación y nivel de vida.

 Referencias:

  1. María Sandín, Albert Espelt, Antonio Escobar, Larraitz Arriola, Isabel Larranaga. Desigualdades de género y diabetes mellitus tipo 2: La importancia de la diferencia. Elsevier. [internet] 2011 [consultado: 16 marzo 2021]; Vol. (27): 78-87. Disponible en:

https://www.elsevier.es/es-revista-avances-diabetologia-326-articulo-desigualdades-genero-diabetes-mellitus-tipo-S1134323011700138.

  1. J. Pallares, A, López, J. Fábrega, J. Mendive. La infección urinaria en el diabético. Elsevier. [internet] 1998 [consultado: 16 marzo 2021]; Vol. 21 (9): 630-637. Disponible en:

https://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-la-infeccion-urinaria-el-diabetico-15135