Patrocinado por RB MJN    

 

 

 

La actual pandemia ha transformado al mundo por completo y es algo que puedes apreciar con tan solo ver a tu alrededor. Aunque de manera paulatina existirá un retorno a las actividades cotidianas, es un hecho que la vida jamás será como era antes. Pero inclusive dentro de todas las adversidades se deben obtener aprendizajes para evitar cometer las mismas equivocaciones.

En este caso, una mayor preocupación por aspectos básicos de higiene y limpieza es lo mínimo que se puede esperar de la sociedad. No solo es un aspecto indispensable para la protección propia sino también para cuidar a todo el entorno.

Por otra parte, es necesario que tú como profesional de la salud también realices algunos cambios. Uno de los más importantes es incorporar la tecnología dentro de sus actividades laborales. En primer lugar es una manera en la que te proteges a ti mismo y a tus pacientes.

Aunque no son nuevas, hoy las videoconsultas médicas gozan de una época de apogeo. Ante el miedo que tienen algunos pacientes de acudir a hospitales y clínicas, es la alternativa ideal para que continúen con sus atenciones en caso de requerirse.

Si ya cuentas con este servicio dentro de tu catálogo sabes que existen algunas similitudes con las atenciones presenciales; sin embargo, también hay ciertos cambios ante los que es necesario estar preparado.

Conexión a internet

En primer lugar y lo más obvio es revisar tu conexión a internet. Debes de asegurarte que funcione para evitar interrupciones o fallas al momento de realizar tu videoconsulta médica. Algo muy sencillo es utilizar sitios como Speedtest que al instante te muestran la velocidad de tu equipo y así puedes comprobar si todo funciona bien.

Tener un espacio bien iluminado

El otro aspecto muy importante es contar con un cuarto bien iluminado y con una buena acústica para realizar el enlace. Eso te ayuda tanto para generar una buena impresión al paciente que te observará del otro lado de la pantalla, pero también para que puedas ver con detalle todos los aspectos que necesites para la revisión médica.

Contar con el teléfono del paciente en caso de requerirlo

Otra recomendación es contar con el número de teléfono del paciente a la mano. En caso de que exista alguna falla antes del enlace será la manera en la que lo podrás contactar para ver si el error es de tu equipo o no.

Verificar que se trata de una consulta general

De igual forma, al momento de aceptar realizar la atención a distancia es pertinente que analices el motivo de la consulta. En el caso de todos los servicios generales no existe mayor problema porque se pueden llevar a cabo por medio de internet. Aunque si se trata de una atención más especializada o es de urgencia entonces puede ser preferible que le aconsejes que acuda directamente contigo para que sea presencial.

Ten en cuenta que hoy las videoconsultas médicas son una buena opción pero no funcionan para todo tipo de casos.

Revisar el historial clínico del paciente

A su vez, otra recomendación para antes de iniciar la videoconsulta es abrir en otra ventana de tu computadora el historial clínico del paciente. Con esto vas a ahorrar tiempo y te servirá a lo largo de todo tu servicio médico.

Todos los consejos mencionados son ideales por si apenas piensas incorporar este tipo de servicio dentro de tu consultorio. Toma en cuenta que no se trata de una situación temporal sino que realmente es una modalidad que permanecerá para siempre. Para que evites perder pacientes es ideal que le ofrezcas todas las facilidades posibles a las personas que están en búsqueda de un médico.

Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.