Un laboratorio, clínico o de investigación, realmente nunca está libre del riesgo a sufrir accidentes. Por eso, en cualquier espacio de estas características deben existir protocolos estrictos. Estos deben abarcar todas las áreas de operación de las instalaciones. Desde el comportamiento de los colaboradores, hasta cómo se debe cuidar el equipo de análisis.

Sin embargo, en el laboratorio hay materiales más delicados que otrosElementos como pipetas, placas de Petri, embudos, vasos de ensayo, etcétera son frágiles y fáciles de romper. Por estas características, las reglas de manejo y precaución para la cristalería son más importantes y estrictas. Algunas medidas mínimas que deberían establecerse en todas las instalaciones de este tipo son:

1Revisar los materiales regularmente

Es importante comprobar que los materiales del laboratorio no tengan daños. Además, siempre hay que usar el equipo adecuado. De lo contrario, se pueden dar accidentes inesperados.

2Transportar adecuadamente el material de laboratorio

Cuando se use cristalería, siempre se deben utilizar guantes protectores. Ambas manos también son necesarias. Una de ellas debe servir como soporte en la parte de abajo del matraz o embudo.

3Guardar el equipo en espacios seguros

Toda la cristalería debería estar alejada del borde de cualquier estante. Es conveniente acondicionar los espacios de almacenamiento para evitar que resbale o ruede accidentalmente.

4Lavar cuidadosamente

El equipo de laboratorio debe asearse con cepillos nuevos, para evitar que se raye el cristal. Los colaboradores también deberían utilizar guantes para evitar laceraciones peligrosas.

5Vigilar el material al calentarlo o enfriarlo

Los cambios rápidos de temperatura pueden quebrar el vidrio fácilmente. Jamás debe usarse material que no esté diseñado para aguantar temperaturas extremas en tareas que así lo requieran.

6Tener cuidado al manipular cristal

Si en el laboratorio se producen tubos manualmente, se debe tener extremo cuidado en la manufactura. Especialmente al cortar o doblar, se necesita una mano firme y precavida.

7Instaurar medidas adicionales en procesos especiales

El vidrio puede reaccionar violentamente bajo presión o en el vacío. Es preferible usar materiales redondos, porque resisten mejor estos entornos. Además, un protocolo de de/presurización es útil para evitar un cambio brusco.

8Establecer medidas estrictas para desechar

Como cualquier residuo de laboratorio, el vidrio necesita un protocolo especial. Los contenedores deben resistir posibles cortes. Además, hay que etiquetar correctamente cada recipiente, para evitar mezclar distintos tipos de basura.