¿AMLO quiere más a los médicos cubanos que a los mexicanos?

Diversas asociaciones y federaciones sanitarias han reprobado la decisión de AMLO de contratar 500 médicos cubanos para trabajar en México.

  • El convenio firmado plantea la contratación de 500 médicos cubanos para trabajar en México.
  • El gremio nacional asegura que no faltan doctores sino ofrecer condiciones dignas de trabajo.
  • A la fecha México ofrece uno de los salaios más bajos de la región a los profesionales de la salud.

La salud mexicana se encuentra en un momento delicado y no solo se trata por la pandemia de Covid-19. La situación se ha polarizado a raíz de la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de contratar a 500 médicos cubanos. Fue una decisión que tomó sin consultar la opinión de los propios profesionales de la salud. Como resultado se ha desatado el enojo en parte de los encargados de atender a los pacientes.

¿En qué consiste?

Este convenio se concretó durante la reciente gira que sostuvo el mandatario por Centroamérica y el Caribe. Durante su viaje estuvo en pláticas con varios de sus homólogos y firmó documentos de apoyo mutuo.

Como resultado de lo anterior se estableció que un total de 500 doctores provenientes de la isla llegarán a nuestro país. Su principal objetivo será atender pacientes en zonas rurales.

El argumento utilizado por AMLO para contratar a los médicos cubanos es el déficit de especialistas que tiene nuestro país. Además dijo que no todos están dispuestos a viajar a los espacios alejados de las ciudades para atender pacientes. También señaló que hay hospitales pero no doctores y por eso solicitó apoyo del exterior.

En ese tenor, desde el comienzo de su sexenio ha hecho énfasis en que su prioridad son las personas de bajos recursos. Los que viven alejados de las grandes ciudades suelen ser ignorados y no cuentan con las posibilidades de recibir atención especializada.

Pero aunque esta decisión puede tener buenas intenciones el resultado no ha sido bien visto. El consenso general de la comunidad mexicana es que no se necesita contratar a doctores de otros países sino ofrecer seguridad y salarios dignos al gremio nacional.

Como muestra, diversas Federaciones, Asociaciones y Colegios médicos publicaron un documento dirigido al presidente. De forma clara se menciona una rotunda desaprobación hacia esta decisión.

“En la pandemia vimos que pudimos unir esfuerzos, por lo que estamos seguros de que los mexicanos apoyados por médicas, enfermeros y todo el personal de salud del país, seguiremos saliendo adelante como nación”.

Diferencias entre el pago a médicos mexicanos y cubanos

En ese tenor, una de las quejas más frecuentes es que el salario de los profesionales de la salud en México es uno de los más bajos en América Latina. En el 2020 el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República llevó a cabo un estudio. Lo que se obtuvo es que los médicos en México ganan en promedio $16,146 mensuales.

La cifra representa casi una tercera parte del salario promedio de esta profesión en países como Brasil y España. Mientras que el personal de enfermería, por su parte, gana en promedio $9,909 al mes. Esto es menos de la mitad de lo que ganan sus colegas en Chile o Italia.

En cambio, la contratación de médicos cubanos también puede ser una competencia desleal porque todavía no se han dado a conocer las condiciones de su trabajo. Todo parte de lo ocurrido el año pasado cuando hubo demasiadas inconsistencias en el contrato de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa).

Con base en la información publicada, el acuerdo tuvo un costo de 135 millones 875 mil 081 pesos a cambio de tres meses de trabajo de 585 médicos cubanos. Eso implica que cada uno recibió 77 mil pesos mensuales, una cifra mucho mayor a la que obtiene cualquier doctor mexicano de instituciones públicas.

Por otra parte también se acusó que los médicos cubanos en realidad no eran especialistas ni tenían los conocimientos suficientes para atender a pacientes infectados. Por lo mismo se puso en duda su utilidad para apoyar en la crisis sanitaria.