Mientras que hace unas semanas te informamos del trágico hecho registrado en el Centro Wanaque de Enfermería y Rehabilitación de Nueva Jersey en el que fallecieron al menos 10 pacientes pediátricos por culpa de un brote viral, ahora una situación similar se ha registrado en nuestro país.

En este caso, el problema surgió en el Hospital General de Torreón (HGT) donde un brote por estafilococo afectó de manera grave a tres recién nacidos que tuvieron que ser trasladados a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del nosocomio y cuyo estado de salud se reporta como grave.

Al respecto, Francisco Javier Dorantes, director del HGT, comentó que existen otros ocho niños que también resultaron afectados pero su salud se logró estabilizar, por lo que se encuentran fuera de peligro.

Se hicieron los cultivos para determinar la causa del brote y salió estafilococo. De momento son tres los bebés que se reportan como graves en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Son pacientes de bajo peso o que tuvieron dificultad respiratoria cuando nacen. Se les está dando antibióticos, de acuerdo a lo que salió en los cultivos.

A su vez, el funcionario añadió que una vez que termine la contingencia se realizarán lavados exhaustivos en todo el hospital, se procederá a la fumigación y nuevamente se harán pruebas de cultivo de bacterias para determinar si se reabre la unidad.

Finalmente se debe decir que no es la primera ocasión que el nosocomio atraviesa por serios problemas porque en el pasado ha sufrido de desabasto de medicamento y en el 2016 se registró la muerte de varios recién nacidos por otro brote bacteriológico.