Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

Que un paciente tuyo esté a dieta puede ser todo un reto e incluso no será fácil de ser llevado por él o ella mismo/a. Si tienes que poner, en algún momento de tu carrera médica, a pacientes a dieta, lo mejor es que lleves un seguimiento y que les animes e incites siempre a llevarla de la mejor forma posible.

Antes de nada, son varios los factores que pueden hacer que tu paciente no consiga una buena adherencia a la dieta. Por ejemplo, muchas veces, el propio paciente no conoce sus propias necesidades ni tampoco tiene claro su objetivo. Asimismo, influye en el no seguimiento de la dieta el marco socioeconómico en el que está inmerso el paciente y, sobre todo, uno de los motivos fundamentales de la no adherencia a la dieta es la elaboración de los platos.

Si no existe buena comunicación profesional-paciente se pierde el control de la adherencia a la dieta

Lo que tienes que tener claro es que si no existe buena comunicación profesional-paciente de manera retroactiva se pierde el control sobre la adherencia y es que, la falta constante en las citas y en los controles y la omisión de información por ambas partes, motiva a no lograr los objetivos y a los abandonos. Si quieres que esto no ocurra, a continuación te ofrecemos algunos trucos para que puedas conseguir el nivel de adherencia a la dieta de tus pacientes.

En la primera cita se deben recoger todos los datos y cada paciente debe tener su propia ficha y no deben hacerse dietas generales ya que debes ver a cada paciente de forma individual. Con esta primera entrevista seguro que logras la confianza del paciente.

Debe existir una estrecha colaboración con las personas que actúan directamente en el modo de vida del paciente

Después de esta entrevista, las visitas posteriores deben ser frecuentes y no se debe perder la comunicación entre ambos y es que estos controles periódicos son determinantes para conocer el grado de adherencia que has logrado que tu paciente alcance. Si identificas algún problema deberás hacérselo saber al paciente y trabajar conjuntamente con él para eliminarlo.

Otra de las cosas importantes a tener en cuenta es que debe existir una estrecha colaboración entre las personas que directamente actúan sobre el modo de vida del paciente y tú. Es decir, debes conocer hasta qué punto pueden afectar la adherencia a la dieta el entorno del paciente y, si es necesario, deberás planificar acciones encaminadas a corregir estos factores.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.