A lo largo de los últimos años la salud se ha posicionado como uno de los campos de mayor interés dentro del mundo de la tecnología. Desde aspectos sencillos como el diseño de aplicaciones móviles hasta dispositivos especializados lo comprueban. Mientras que la pandemia ha reafirmado esta tendencia y cada vez son más las empresas que invierten en este rubro.

Innovación en el campo farmacéutico

En ese sentido, Boehringer Ingelheim anunció un acuerdo de colaboración con Google Quantum AI que se centra en la investigación e implementación de casos de uso de vanguardia en Investigación y Desarrollo farmacéutico desarrollados con computación cuántica, incluyendo específicamente simulaciones de dinámica molecular.

La nueva asociación combina la experiencia de la compañía en el campo del diseño de fármacos asistidos por computadora y el modelado “in silico” con los recursos de Google en el desarrollo de algoritmos y computación cuántica.

Con esto, Boehringer Ingelheim se convierte en la primera compañía farmacéutica a nivel mundial en unir fuerzas con Google en ese campo.

En ese sentido, la empresa aumenta significativamente su inversión en una amplia gama de tecnologías digitales que abarcan áreas clave como la Inteligencia Artificial (IA), el aprendizaje automático y la ciencia de datos para comprender mejor las enfermedades, sus generadores y biomarcadores, así como la terapéutica digital.

“El modelado extremadamente preciso de sistemas moleculares se anticipa ampliamente como una de las aplicaciones más naturales y potencialmente transformadoras de la computación cuántica. Por lo tanto, en Google nos complace la asociación para explorar casos de uso y métodos para simulaciones cuánticas de química. Boehringer Ingelheim aporta tanto un impresionante equipo de computación cuántica como una gran experiencia en las aplicaciones del mundo real de estas capacidades en el espacio farmacéutico”, expresó por su parte Ryan Babbush, Director de Algoritmos Cuánticos de Google.

Diseñar nuevos medicamentos innovadores

Los enfoques computacionales ya son una “piedra angular” en el diseño y desarrollo de nuevos medicamentos innovadores, lo que contribuye de manera significativa a mejorar la salud de los humanos. No obstante, dada su estructura de algoritmos, las computadoras actuales no son capaces de resolver muchos de los complejos desafíos reales que son esenciales para las primeras etapas de Investigación y Desarrollo farmacéutico, sobre todo en lo que se refiere a la simulación y el análisis de moléculas relacionadas con los mecanismos de las enfermedades.

Es por eso que la computación cuántica tiene el potencial de simular y comparar con precisión moléculas mucho más grandes de lo que actualmente es posible, creando nuevas oportunidades para la innovación y terapias enfocadas a una gran variedad de enfermedades.

Finalmente, Boehringer Ingelheim invertirá de manera significativa en los próximos años para aprovechar todo el potencial de la computación cuántica. La compañía ya ha establecido un laboratorio dedicado y ha contratado a destacados expertos en la materia. Desde académicos hasta proveedores.