Para poder convertirte en un médico profesional debes superar todo tipo de barreras. La carrera es una de las más complejas que existen y en la que nunca se termina de aprender. Además se trata de una de las profesiones más competidas en nuestro país. Cada año existen miles de aspirantes en las escuelas públicas pero sólo algunos consiguen obtener un lugar. Y de todos ellos, el número de los que concluyen su formación también es mínimo.

A su vez, hay varios requisitos que debes cumplir para poder concluir con la carrera. Uno de ellos es realizar guardias médicas. En el caso de México consiste en jornadas de 36 horas continuas de trabajo. Es demasiado pesado y se traduce en altos niveles de estrés y ansiedad, aunque apenas es el inicio.

A pesar de representar una forma de esclavitud moderna y las quejas constantes que provocan, no hay muestras de que las guardias médicas vayan a desaparecer o al menos a modificarse. En este caso la salud de los futuros médicos es lo que menos ha importado a las autoridades.

Para tener una idea más clara de lo que representan las guardias médicas te compartimos una lista de los efectos adversos que provocan. Tú conoces bien este aspecto porque lo tuviste que enfrentar en una etapa de tu vida. Aunque algunas pueden parecer irrelevantes, otras inclusive pueden tener consecuencias mortales.

Abuso de los superiores

Por desgracia, es común que durante las guardias médicas los jóvenes reciban abusos de sus superiores. No sólo se trata de regaños sino que inclusive pueden ser reprimendas que generen consecuencias a largo plazo como insomnio, trastornos de conducta y afectación de relaciones humanas.

Alteración de los ritmos circadianos

El tener que realizar guardias médicas que se extienden hasta por 36 horas seguidas provoca daños a nivel físico y mental. El primer cambio notorio es una alteración en el ritmo biológico de los jóvenes que provoca una pérdida en la percepción de la realidad.

Falta de eficiencia

Provocado por la acumulación de horas continuas de trabajo, el joven aumenta hasta en un 50 por ciento la probabilidad de cometer errores durante su trabajo. Esto resulta bastante preocupante tanto para el propio galeno como para los pacientes.

Pérdida de vida social

Como ocurre con cualquier persona, la parte emocional y de esparcimiento es muy importante para darle relajación y sentido a su vida. Al enfrentar jornadas tan extenuantes de trabajo, es bastante complicado que el médico tenga tiempo libre o pueda realizar actividades fuera del hospital.

Alta probabilidad de suicidio

A nivel mundial la Medicina es la profesión con la tasa más elevada de suicidios. Se presentan hasta con el doble de frecuencia que en el resto de la población. En muchas casos se ocurren inclusive desde la parte formativa. Aunque no se puede afirmar, en muchas ocasiones los jóvenes toman esta determinación debido a todo lo que sufren durante las guardias médicas.