Una de las consecuencias que trajo consigo la pandemia fue la necesidad de las personas de generar el menor contacto posible al momento de interactuar en lugares con mayor concurrencia debido al COVID-19 y al miedo o incertidumbre del posible contagio.

Ante esta situación han surgido distintas soluciones, entre las más comunes está el uso de guantes o cubreguantes para no tener contacto directo, sin embargo, existe una tendencia de la que hay que hablar y que beneficia no sólo en general, sino en el sector salud en específico.

El CONTACTLESS

¿Qué es?

Es una tecnología de comunicación sin contacto que funciona gracias al NFC (Near Field Communication).

El NFC es una tecnología inalámbrica de corto alcance que permite la transmisión instantánea de datos entre dispositivos, esto funciona gracias a un chip que es detectado por radiofrecuencia a distancia.

Con todo lo anterior podemos decir que la finalidad del contactless incorpora la tecnología del NFC en algunos dispositivos para facilitar transacciones, enviar y recibir información sin necesidad de interactuar de manera física con otros dispositivos o personas.

Algunos de los usos más comunes que actualmente tiene esta tecnología es:

  • Pago con tarjeta: transacciones de pago.
  • Servicios financieros móviles (consulta de cuenta, transferencias bancarias).
  • Consumer space: transporte electrónico, tarjetas de regalo.
  • Carteles inteligentes: donde se transmite el contenido a un teléfono.

¿Cómo puede beneficiar al cuidado de la salud?

Es un hecho que después de la pandemia lo que más se busca es el menor contacto, por lo que las aplicaciones y tendencias en salud podrán ser:

– Acceso físico seguro: a instalaciones de atención médica que tienen áreas separadas, en dónde sólo pueda ingresar personal autorizado utilizando NFC por medio de tarjetas, su teléfono inteligente o etiquetas.

– Acceso a la información médica: a bases de datos y archivos, de manera que sea conveniente para controlar el acceso a dispositivos móviles o computadoras con la información más relevante de manera rápida y segura.

– Actualizaciones en tiempo real sobre la atención al paciente: en casos en los que se necesite monitorear constantemente a un paciente por algún padecimiento específico en el que se ponga en riesgo su salud o requiera de la atención médica continua, a través de esta herramienta podremos saber en dónde están y qué han hecho, esto en tiempo real.

– Medicamentos más seguros: agregando esta tecnología al empaque o etiquetado de un medicamento, en el que a través de un dispositivo móvil puedas verificar la autenticidad, detalles de dosis, efectos e interacciones, así como el acceso a enlaces para más información y contacto médico profesional.

Estos ejemplos son sólo el comienzo, pero teniendo en cuenta lo grande que es el sector salud podemos asegurar que existen y existirán más aplicaciones que beneficien al consumidor health en este sentido, pues la finalidad del contactless no es otra que generar el menor contacto físico para la prevención sanitaria y como un hábito que también facilite la interacción que tiene el consumidor con los otros sectores.

Fuente:

Konfío.mx
Gopraxis.com

Héctor Salinas es egresado del CECC Pedregal en la Licenciatura en Marketing y Publicidad. Cuenta con más de 10 años de experiencia en la industria pharma para el desarrollo de campañas y proyectos especiales para las principales farmacéuticas a nivel mundial. Actualmente es CEO de Sistemas Integrales, agencia líder en el ramo farmacéutico con productos y marcas que cuentan con líderes en el mercado health.