Si hay algo que cualquier país anhela en estos momentos, no es otra cosa que disponer de la vacuna contra el Coronavirus y ahora, se ha sabido que el Reino Unido se convertirá en el primer país del mundo en iniciar la vacunación de la población contra el Coronavirus la próxima semana, tras la aprobación por parte de los reguladores británicos de la vacuna desarrollada por la empresa estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech.

Matt Hancock, ministro británico de Sanidad, ha dicho en su cuenta de Twitter que “la ayuda está de camino” y agregó que la Sanidad británica (NHS, en inglés) está preparada para “empezar a vacunar a principios de la próxima semana…El Reino Unido es el primer país del mundo que cuenta con una vacuna aprobada clínicamente para su suministro”.

“La vacunación ayudará a recuperar nuestras vidas”

Se espera que el llamado Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización (JCVI, en inglés) publique su recomendación sobre qué grupos serán los primeros en recibir la vacuna, pero se espera que sean los ancianos y el personal sanitario. El primer ministro británcio, Boris Johnson, es quién resaltó que la vacunación ayudará a “recuperar nuestras vidas”.

El Reino Unido ha alcanzado ahora un acuerdo con la farmacéutica Pfizer para la compra de 40 millones de dosis. En los ensayos clínicos , de los que se informó en las últimas semanas, la vacuna ha demostrado ser un 95% efectiva y con buenos resultados para todas las personas, tanto jóvenes como ancianos.

El Ministerio de Sanidad ha divulgado en un comunicado que “el Gobierno ha aceptado hoy la recomendación de la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios y Médicos (MHRA) de aprobar para su uso la vacuna contra la COVID19 Pfizer/BioNTech. Esto sigue a meses de rigurosos ensayos clínicos y un exhaustivo análisis sobre los datos por parte de los expertos de la MHRA”.

La vacuna cumple con niveles de seguridad, calidad y efectividad

Asimismo, los expertos del organismo regulador “han concluido que la vacuna cumple con los estrictos niveles de seguridad, calidad y efectividad”. Esta vacuna, de dos dosis, está compuesta a partir de ácidos ribonucleicos mensajeros (ARNm), una técnica con la que se puede inyectar en el cuerpo las instrucciones o moléculas que inducen a las células a producir unas determinadas proteínas, en este caso, la proteína S (Spike) del SARS-CoV-2, la llave que el Coronavirus necesita para entrar en la célula.

En el Reino Unido ya hay 50 hospitales preparados para empezar a vacunar la próxima semana, tal y como informó ayer Matt Hancock, ministro de Sanidad, en declaraciones a la cadena SkyNews. Además de los hospitales se preparan centros especiales para vacunar, así como en los centros médicos de los barrios y en las farmacias.