Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

¿Cómo se están enfrentando las epidemias en América Latina?

La pandemia del Coronavirus en el 2020 ha sido el reflejo inflado de una realidad que ha azotado a la región durante décadas. Ecuador ha sido uno de los países más golpeados, no sólo por el SARS

Latinoamérica ha sido declarada por la OMS el epicentro mundial de la pandemia por Covid-19. Sin embargo, históricamente la región se ha visto afectada por un número de enfermedades transmisibles, que en la actualidad se encuentran relegadas a un segundo plano, pero que aún están lejos de desaparecer.

Y es que, el SARS-CoV-2 llegó después de una epidemia de dengue, que en 2019 causó más de 3 millones de casos en toda la región, según un reportaje reciente de la BBC. Adicionalmente, el año pasado la OPS lanzó una alerta epidemiológica debido al alarmante incremento de los casos de sarampión, lo cual no había sucedido desde hacía años.

Particularmente en Ecuador, que tiene el mayor número de contagios y muertes per cápita por coronavirus, la situación extremadamente preocupante. Desde la llegada del Covid-19 al país, los casos de dengue y zika según las autoridades ecuatorianas han disminuido a cero, pero se estima que debido al colapso del sistema sanitario, los casos no han sido registrados.

El Covid-19, ¿Pandemia o Sindemia?

En entrevista para la BBC, un grupo de científicos ha propuesto cambiar el término pandemia por sindemia; ya que este término significa que dos o más enfermedades interactúan de forma tal, que su efecto combinado es más dañino que la acción individual de cada enfermedad.

De hecho, si se aprueba el uso del término, el Covid-19 dejaría de verse sólo como una enfermedad infecciosa y empezaría a analizarse desde un punto de vista social. Por lo que se les prestaría mayor atención a los estratos más vulnerables, que son precisamente el grupo de la población donde existe una mayor incidencia de enfermedades transmisibles como el dengue o el sarampión.

La coinfección: una posibilidad alarmante

Mientras que la pandemia se agudiza en Latinoamérica y aún no se vislumbra el fin, la preocupación por el resto de las enfermedades endémicas de la región crece. Las autoridades ecuatorianas durante el año 2019 hicieron una exhaustiva campaña de vacunación y apoyo a los centros de salud para controlar los brotes de influenza estacional, según el MSP.

Sin embargo, dada la similitud de los síntomas entre el Covid-19 y la gripe estacional, no ha sido posible medir el alcance de estas medidas. Por otra parte, según datos de la OPS en las primeras semanas del año 2020 se observó un alarmante repunte de los casos de sarampión, que alcanzó un 29%.

Entre la falta de cifras oficiales de otras enfermedades distintas al Covid-19, la similitud de los síntomas observados en las distintas enfermedades, y la posibilidad de coexistencia de dos o más de ellas, el panorama es bastante complejo. Es necesario hacer un esfuerzo en reportar todo el espectro de enfermedades transmisibles, para el establecimiento de cifras reales de incidencia y prevalencia de las mismas en la región.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.