Fibromialgia: ¿Existen opciones para paliar los síntomas?

189

Enfrentarse por largos periodos de tiempo a dolores musculoesqueléticos generalizados, fatiga crónica, problemas de sueño y cambios en el estado de ánimo, es verdaderamente agotador. Por ello, la fibromialgia, es considerada una enfermedad altamente incapacitante, que muchas veces, impide el desarrollo normal del individuo.

Sobre todo, porque esta condición hace que la medula espinal y el cerebro amplifiquen la sensación de dolor, desgastando física y mentalmente al que la padece. Mas aun, cuando también es probable que se presenten dificultades cognitivas. Donde, la capacidad de enfoque, atención y concentración se ven disminuidas, afectando la calidad de vida.1

La fibromialgia altera la percepción del dolor

De hecho, los estudios apuntan a que esta patología se deriva de una alteración del sistema nervioso, mostrando una escala de dolor alta. Considerando, que esto puede pasar debido a un traumatismo físico, un procedimiento quirúrgico o una infección. Pero, también se reconocen como posibles elementos desencadenantes la genética o la vivencia de sucesos emocionales que generen alto estrés psicológico.1

Es así, como fuera del sufrimiento generalizado; que se sitúa en diferentes zonas del cuerpo, el cansancio crónico y los problemas cognitivos; también aparecen otros síntomas relacionados. Es el caso, de las cefaleas tensionales, el colon irritable, la cistitis y los trastornos articulares. Fuera de, agrandar la posibilidad de mostrar taquicardia postural, ansiedad y estados depresivos de consideración.1

De esta forma, entendemos que la fibromialgia sensibiliza los tejidos en forma anómala; tanto músculos y tejido fibroso; hasta el punto de incapacitar. Por tanto, acudir a la consulta médica servirá para que el profesional de la salud realice una valoración exhaustiva, descarte cualquier otro tipo de enfermedad y establezca un tratamiento que busque primero que todo minimizar los síntomas.

¿Existe la posibilidad de un tratamiento?

Hoy en día la tecnología, los estudios y la ciencia, han dado alternativas para dar paso a un tratamiento paliativo, para reducir el dolor, mejorar el sueño y disminuir la fatiga. Es así, como la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea y la acupuntura se posicionan como las mejores alternativas para este fin.2

Además, los especialistas hacen uso de medicamentos, terapias alternativas y programas de rehabilitación. De tal manera que se enfatiza en ejercitar el cuerpo para incrementar la fuerza muscular y las condiciones de todo el esquema postural. Además, se incluye la intervención psicológica, por medio de terapias conductuales, enfocadas en fortalecer el componente emocional.

De esta misma forma, se encuentran a disposición de los pacientes que sufren fibromialgia, instituciones y médicos homeopáticos, direccionados al manejo del dolor. Proponiendo intervenciones analgésicas que incluyen infiltraciones, bloqueos y formulas intravenosas, diseñadas según las necesidades del paciente. 2

Asimismo, los avances científicos llevan a presentar bombas intratecales, que, aunque su efecto puede ser corto, se convierte en una alternativa analgésica de primer orden. Igualmente, los médicos confían en que los neuro estimuladores logren controlar los neurotransmisores del dolor. De manera, que se consiga controlar la sintomatología de la fibromialgia y mejorar las condiciones de vida del individuo.2

Referencias:

  1. López Espino Manuel, Mingote Adán José Carlos. Fibromialgia. Clínica y Salud [Internet]. 2008 dic [citado 2021 Sep.  03]; 19(3): 343-358. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-52742008000300005&lng=es.
  2. Angélica María Hernández-Petro a, Jaiberth Antonio Cardona-Arias. Efecto de la fibromialgia sobre el estado de salud y la calidad de vida relacionada con la salud. Rev. Colom. Reuma. [internet] 2015 [consultado 3 sep. 2021]; 22(2): 110-118. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/rcre/v22n2/v22n2a06.pdf.