Google diseña algoritmo que detecta el cáncer de mama con mayor efectividad que un radiólogo

El algoritmo se basa en la Inteligencia Artificial y ha mostrado una mayor efectividad que las mamografía en la detección del cáncer de mama.

178

El interés de las grandes compañías tecnológicas por la salud cada vez es mayor. Así lo han demostrado Apple, Microsoft y Amazon. Todas ellas han invertido grandes sumas de dinero para desarrollar proyectos que impacten en la vida cotidiana de las personas y permitan combatir enfermedades.

Mejor que cualquier humano

Pero ahora se dio a conocer uno de los trabajos más importantes de Google en colaboración con expertos del DeepMind, Cancer Research UK Imperial Center, Northwestern University y Royal Surrey County Hospital. El resultado es un sistema de Inteligencia Artificial que permite detectar el cáncer de mama con una efectividad mayor a la de un radiólogo.

En ese sentido, es necesario recordar que la mamografía es el método tradicional con el que los especialistas diagnostican si las mujeres sufren de este tumor. El inconveniente es que representa un reto el poder traducir de manera acertada las imágenes de los rayos X. Por lo tanto, es común que se presenten falsos positivos y negativos, lo que obliga a solicitar una segunda opinión y así perder valioso tiempo. A la fecha se estima que una de cada cinco pruebas que se realizan recibe un resultado equivocado.

Para combatir este problema, Google diseñó un novedoso algoritmo que se apoya en la Inteligencia Artificial. Para medir los resultados se utilizó en la evaluación de 25 mil mujeres del Reino Unido y 3 mil de Estados Unidos. Lo que se observó fue una reducción del 5.7 por ciento de los falsos positivos entre las mujeres estadounidenses y un 1.2 por ciento entre las inglesas. En el caso de los falsos negativos hubo una disminución del 9.4 por ciento en Estados Unidos y del 2.7 por ciento en el Reino Unido.

Con esto en mente, ahora el siguiente paso es que el algoritmo reciba la aprobación regulatoria para que pueda ser utilizada como una herramienta de apoyo por los médicos. De esta manera lo que se busca es reducir la tasa de mortalidad del cáncer de mama. A la fecha es una enfermedad que produce más de 460 mil muertes cada año en todo el mundo.