Una de las principales complicaciones que se ha detectado durante la pandemia es que muchos de los casos positivos no son identificados desde un inicio. Mientras las personas infectadas no conozcan su condición pueden transmitir la Covid-19 en todo su entorno y eso propicia los contagios masivos. Por eso es muy importante brindar todas las facilidades para corroborar o desmentir cualquier caso sospechoso.

Por lo anterior, para detectar oportunamente a personas sospechosas de Covid-19 y así reducir la mortalidad y las cadenas de contagio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con Módulos de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS) en sus mil 525 Unidades de Medicina Familiar (UMF) en todo el país. De la cifra total hay 26 en funcionamiento en la Ciudad de México que se mantienen habilitados las 24 horas y los siete días de la semana.

Detectar a tiempo los síntomas principales

Los MARSS forman parte de una estrategia del Seguro Social para identificar de forma temprana síntomas asociados a la Covid-19 como fiebre, dolor de cabeza y garganta, tos seca y dificultad para respirar, y con ello iniciar un tratamiento médico.

A los pacientes que resulten positivos y puedan seguir el tratamiento en su domicilio se les prescribe un kit que incluye medicamentos, un díptico que indica los cuidados a seguir, cubrebocas, y en algunos casos oxímetro de pulso para monitorear el nivel de oxigenación, la cual debe mantenerse por arriba de 90.

Las clínicas familiares que hay en el país cuentan con uno y hasta siete MARSS de acuerdo con el tamaño de cada Unidad. Algunas tienen 40 consultorios para atender a una población adscrita de 315 mil derechohabientes.

En la Ciudad de México operan 46 Unidades de Medicina Familiar en las que se ubican 135 MARSS que funcionan de lunes a viernes de 08:00 a 20:00 horas. Se prevé que en el corto plazo, los módulos se mantendrán abiertos las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Atención y seguimiento de casos

Médicos y enfermeras capacitados brindan atención en los MARSS, reciben a las personas e identifican los síntomas en forma temprana. A través de una prueba rápida se confirma si son positivos para iniciar tratamiento a los pacientes, a quienes se les da seguimiento a distancia al igual que a sus contactos.

Hasta este momento se han realizado 539 mil 349 llamadas telefónicas para dar seguimiento a 207 mil pacientes con Covid-19 a nivel nacional, con la identificación oportuna de casos graves que se envían a hospitales de Segundo Nivel.

En los MARSS, del 24 de diciembre de 2020 al 18 de enero de 2021 se aplicaron 61 mil 676 pruebas para detectar la enfermedad por el virus SARS-CoV-2, de las cuales 28 mil 108 fueron positivas y 33 mil 568 negativas.

Mientras que en el caso de la Ciudad de México, de 16 mil 298 pruebas aplicadas, 7 mil 556 fueron positivas y 8 mil 742 negativas.