Durante los últimos años la contaminación ambiental se ha convertido en una de las mayores preocupaciones para los gobiernos de gran parte del mundo. A pesar de que algunos lo nieguen, existen consecuencias notorias que impactan en la salud de los habitantes. Por lo tanto, es necesario emprender acciones más certeras que ayuden a disminuir los efectos adversos.

Al respecto, la Colaboración Internacional multidisciplinaria conocida como The Lancet Countdown realizó un informe sobre el impacto que ha tenido la contaminación en la salud.

Hoy existen más riesgos que en el pasado

Lo que se observó es que hoy un niño es más susceptible a enfermedades diarreicas provocadas por las bacterias Vibrio que en el pasado. El motivo es porque las condiciones ambientales adecuadas para su desarrollo se han elevado en un 10 por ciento. Con esto, las poblaciones en las que no han sido comunes los brotes de cólera ahora se encuentran más expuestas. Con respecto al dengue, últimamente se ha presentado en lugares donde antes no se manifestaba.

Para los adolescentes, la contaminación del aire se ha vuelto significativa, perjudicando su corazón al padecer infartos. También afecta la funcionalidad de los pulmones, por lo que genera casos de asma, apoplejías y muertes prematuras.

También se intensificaron los fenómenos meteorológicos extremos. 152 países aumentaron en incendios forestales incontrolables y 220 millones de adultos mayores de 65 años se han expuesto a olas de calor. Las consecuencias son un incremento de asma, infecciones respiratorias, insolación y un mayor riesgo de enfermedades como apoplejías y nefropatías en aquellas personas con problemas crónicos de salud.

Para resumir todo lo mencionado, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizó una infografía que te compartimos a continuación.