El aviso de publicidad o bien permiso (según sea el caso), es un documento de suma importancia para cualquier especialista que promueve un servicio de salud, es por eso que es necesario emitirlo en tiempo y forma y de la manera adecuada.

A continuación compartiremos algunas de las dudas más comunes respecto a este tema.

El permiso/aviso de publicidad tiene las siguientes características:

• Brinda protección y seguridad jurídica de la publicidad que se realiza.
• Es un permiso único de publicidad, es decir, no tiene vigencia ni vencimiento.
• Es un respaldo para evitar la suspensión de la publicidad en todos los medios que difundirán tus productos o servicios.
• Previene que se apliquen multas que van desde dos mil hasta dieciséis mil veces el salario mínimo general diario vigente.

DIFERENCIAS

Permiso de publicidad, ¿Quién debe tramitarlo?

• Prestación de servicios de salud (salvo cuando se trate de servicios otorgados en forma individual).
• Suplementos alimenticios.
• Medicamentos y remedios herbolarios.
• Equipos médicos, prótesis, órtesis, ayudas funcionales, agentes de diagnóstico, insumos de uso odontológico, materiales quirúrgicos y de curación; y productos higiénicos.
• Servicios y procedimientos de embellecimiento.
• Nutrientes vegetales cuando, de conformidad con las Normas Oficiales Mexicanas, tengan características tóxicas.
• Sustancias tóxicas o peligrosas, cuando se trate de productos sujetos a control sanitario en términos del artículo 278 de la Ley.

Es importante destacar que se requiere solicitar permiso a la Secretaría de Salud los especialistas que otorguen servicios de salud, salvo quienes presten servicios de manera individual.

Por lo tanto, un médico especialista que vende sus servicios de manera individual, necesita un aviso de publicidad, y no un permiso.

Además de los médicos especialistas, quienes necesitan tramitar un aviso de publicidad son:

• Actividades profesionales: medicina, odontología, veterinaria, biología, bacteriología, enfermería, trabajo social, química, psicología, ingeniería sanitaria, nutrición, dietología, patología y sus ramas.
• Actividades técnicas, auxiliares y de especialidades: atención médica prehospitalaria, medicina, odontología, veterinaria, enfermería, laboratorio clínico, radiología, terapia física, terapia ocupacional, terapia del lenguaje, prótesis y órtesis, trabajo social, nutrición, citotecnología, patología, bioestadística, codificación clínica, bioterios, farmacia, saneamiento, histopatología y embalsamiento y sus ramas.
• Alimentos.
• Bebidas no alcohólicas.
• Insumos para la salud, cuando se dirija a profesionales de la salud.
• Productos de perfumería y belleza; y de aseo.

Además de los puntos anteriores, cabe destacar como diferencia, que el permiso de publicidad tiene un costo, mientras que el aviso de publicidad, es un trámite gratuito.

Dependiendo del caso, y servicio prestado, es el tipo de trámite que es necesario solicitar a la Secretaría de Salud.

Es importante mencionar que antes de solicitar cualquier trámite haya una asesoría previa con un especialista en esta materia legal.

Perla Elianne Garza se desempeña como CEO en MedMark