Cuando aún no se ha terminado la segunda ola de Coronavirus, los expertos ya empiezan a advertir de una posible tercera ola de la COVID19 y no solo en España, sino que llegaría para toda Europa y podría ser incluso antes de despedir este fatídico 2020 y todo esto dependerá de las medidas de seguridad que se sigan el próximo mes de diciembre, con especial hincapié en las festividades navideñas antes de terminar este año.

En España, la segunda ola llegó en junio

La reducción y alivio de las medidas de seguridad preocupan mucho a los expertos, tal y como ha advertido ya la OMS, que alerta a Europa de una tercera ola del Coronavirus. En España, por ejemplo, la segunda ola llegó en junio, cuando los datos después de los meses de confinamiento se encontraban en una clara tendencia a la baja. Los viajes de vacaciones, la apertura de la hostelería o la reducción de limitaciones en todo el país hizo que los datos de contagios volvieran a subir hasta la situación en la que actualmente se encuentra el Viejo Continente.

La Navidad, ahora, se muestra como un peligro para el repunte de los casos en la región. Incluso el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) no es nada optimista sobre la situación que se dará en los próximos meses y en un informe ha indicado que provocaría un eventual aumento de contagios, hospitalizaciones y mortalidad.

Desde la OMS resaltan las medidas adoptadas por Taiwán o Corea del Sur

Según expertos matemáticos, esta tercera ola puede llegar en la primera semana de enero, en caso de que las limitaciones se acabaran el próximo 21 de diciembre. En el supuesto de que se finalizaran las restricciones el próximo 7 de diciembre, el repunte de casos llegaría incluso antes de la Navidad, justo en víspera de estas fiestas. Esto supondría el inicio de la tercera ola de COVID19 en España, justo antes de la llegada de las primeras dosis de vacunas previstas para el mes de enero.

Por su parte, el enviado especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dabid Nabarro, ha querido resaltar las medidas adoptadas por países como Taiwán o Corea del Sur, que han parado el avance de los contagios. Asimismo, llama la atención a Europa por levantar sus limitaciones antes del final de la primera ola.