Gracias a los avances tecnológicos y las continuas campañas de salud, se ha logrado un importante avance en la lucha contra la poliomelitis. Mientras que en 1980 se detectaban 350 mil casos anuales en todo el mundo, para el 2017 la cifra se redujo al mínimo histórico de 28.

Por desgracia no todo son buenas noticias porque aunque este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que la poliomelitis podría ser la primera enfermedad erradicada del planeta en el Siglo XXI, ahora lanzó una alerta internacional.

El anuncio cataloga a la poliomielitis como una amenaza que atenta contra la población de todo el mundo y tiene su origen en el ligero repunte que ha mostrado. En especial, la OMS hizo mención de Afganistán, Pakistán y Nigeria, países en los que han aumentado los contagios durante este año.

En ese sentido, lo más complicado es que se trata de naciones con problemas sociales y políticos que complica el brindar ayuda internacional. Es por eso que invitó a desarrollar estrategias que permitan combatir la situación de manera conjunta.

Más problemas atacan al mundo

A su vez, otro de los problemas es que en fechas recientes se ha identificado un aumento en la incidencia de la Mielitis Flácida Aguda, una enfermedad neurológica bastante parecida a la polio y que principalmente ataca a Estados Unidos.

Desde el 2014 se ha detectado un aumento significativo de casos de este tipo en el país americano, siendo su incidencia de un paciente por cada millón de habitantes. Por su parte, lo más complicado es que hasta el momento se desconoce el origen de este fenómeno.