Patrocinado por RB MJN

 
 
 
 
 
 
 
 
La labor del médico en Colombia, se ha convertido en una tarea difícil de realizar y ha dejado de ser la carrera apetecible y deseada por los jóvenes recién graduados que veían en ella la forma de ser reconocidos, admirados y respetados, pues cada vez está peor remunerado. Y todo debido a que los intermediarios del sistema de salud están obviando los conceptos fundamentales de esta valiosa profesión: la calidad y la solidaridad, recibiendo el mayor porcentaje de las ganancias derivadas del ejercicio de la profesión y negándose a invertir para crecer y mejorar.
 
Por otro lado, está el riesgo permanente de ser demandado. En la actualidad, por cualquier motivo se genera una demanda sin consideración alguna; tanto pacientes como familiares muestran su inconformidad por las dificultades que en muchas oportunidades son consecuencia del lamentable estado de salud y la falta de condiciones adecuadas que ofrece el sistema de salud y no por la falta de capacidades o conocimientos médicos.
 
La competencia, muchas veces desleal, entre colegas es otra de las dificultades que enfrentan los médicos, por celos profesionales, envidias, por resentimiento o por egos, en realidad pueden ser muchos los conflictos emocionales que generan rivalidades en el gremio de la salud.
 
El personal médico en Colombia se ha convertido en centro de agresiones por parte de los acompañantes de un paciente, sobre todo en los servicios de urgencias. Por grave que esté el paciente, el doctor recibe amenazas “si algo sale mal”.
 
Con el modelo actual de Empresas Prestadoras de Salud (EPS), se ha generado un negocio encaminado a la producción y el rendimiento económico que no ofrece alternativas. La meta es bajar gastos y disminuir los costos a cualquier precio, sacrificando, incluso, la dignidad del profesional y la calidad en la prestación de su servicio. Donde el médico más valioso es aquel que menos drogas receta, menos exámenes ordena y que no hace remisiones al especialista. En este caso la labor del médico en Colombia no es salvar vidas o recuperar la salud de sus pacientes, es evitar gastar mucho para que la empresa de salud tenga más rendimientos.
 
El exceso de información que tienen los pacientes, gracias a las redes sociales y el internet, se ha convertido en otra piedra en el zapato para los médicos, pues los pacientes ya tienen “bien claro” el diagnóstico de su enfermedad y cuál es el tratamiento más recomendable. Enfrentar a estos pacientes es, quizás, la parte más complicada de todas, si el médico no sigue las recomendaciones dadas por el paciente sobre su padecimiento y tratamiento, se convierte en el villano del servicio, convirtiéndose en blanco de quejas y demandas.
 
Se pueden seguir enumerando los factores que le impiden a los profesionales de la salud realizar su labor como lo soñaron en los inicios de su aprendizaje y darle estatus y calidad a su labor. Sólo la vocación, la entrega y el amor con que los médicos asumen su labor, los defiende de la desilusión y la frustración que deja el desempeño de su profesión.
 
●  Material dirigido solo a profesionales de la salud
●  Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano.
●  Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.