Lanza 23andMe estudio gigante sobre pérdida de peso

Una dieta equilibrada es una de las tareas pendientes más difíciles de impulsar y consolidar en el paciente que el médico especialista y los profesionales de la salud deben de afrontar tomando como base un estudio personal ajustado a las condiciones específicas de cada individuo.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS), detalló que las enfermedades cardiovasculares ocupan los primeros escaños en el ránking de las principales causas de muerte a nivel global (2015). Una serie de condiciones patológicas asociadas a factores de riesgo que involucran una mala (o inadecuada) alimentación por parte del paciente.

principales-causas-muerte-2015-01

Por otro lado, un ejemplo adicional de esta falta de una cultura que beneficie el control nutricional de los alimentos es la epidemia constante de la diabetes mellitus; una enfermedad metabólica que conforme a las proyecciones de la Federación Internacional de la Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) provocará que en menos de 25 años haya poco más de 642 millones de pacientes diabéticos en el mundo.

Expansion-DIabetes-Mundio-2015-2040-01

Con esto en mente y tomando como base la información depositada en un artículo publicado por la revista del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Technology Review, 2018 será el año donde se desarrollará uno de los estudios de estadística inferencial más importantes para el entendimiento de las complicaciones de las principales enfermedades metabólicas ligadas a un adecuado control nutricional.

Derivado de lo anterior, se trata de un estudio masivo sobre la base genética de la pérdida de peso que, de acuerdo con la publicación, involucrará en última instancia a un acumulado de 100 mil personas para escudriñar los efectos de este tipo de condición que involucra directamente el comportamiento del paciente.

La compañía, con sede en Mountain View, California, dice que a partir de esta semana comenzará a contactar a 1.3 millones de sus clientes con una oferta para participar en el proyecto al seguir una de dos dietas o un plan de ejercicios durante tres meses, informando sobre si sus cinturas crecieron o se redujeron.

Imagen: Bigstock