x

Magnesio y Vitamina D: Una dupla mega nutritiva

Magnesio y Vitamina D: Una dupla mega nutritiva

La absorción intestinal y el metabolismo de algunos nutrientes dependen de otros.  Por eso, el magnesio; que ayuda con los músculos, el sistema nervioso, los niveles de azúcar, la masa muscular y el material genético de las células; activa la vitamina D; que regula el equilibrio del calcio y el fosforo para mantener el sistema óseo a punto, a la vez que ayuda al sistema inmunológico a combatir virus y bacterias; convirtiéndose, en una dupla mega nutritiva que regala bienestar al organismo.

El déficit de vitaminas y minerales debilitan la salud

El magnesio y la vitamina D, son dos nutrientes esenciales, necesarios para cumplir con las funciones del sistema motor y de muchos otros órganos de nuestro cuerpo. No obstante, algunos estudios revelan la importancia de combinarlos, debido a que todas las enzimas que metaboliza la Vitamina D, requieren la presencia del magnesio, que actúa como un cofactor en las reacciones enzimáticas, que se producen en el hígado y los riñones (NIH, 2018)

Por lo tanto, la deficiencia en cualquiera de estos micronutrientes se asocia con patologías como deformidades oseo-esqueleticas, trastornos cardiovasculares, infecciones virales, enfermedades autoinmunes y síndrome metabólico. Y aunque solo los profesionales de la salud determinan la dosis necesaria que se debe consumir diariamente para evitar el estrés oxidativo y los riesgos de desarrollar cardiopatías, es bueno, incluir en la dieta alimentos de gran valor nutricional.

Igualmente, es de conocimiento popular que la mejor manera de incrementar los niveles de vitamina D en el organismo, es exponiéndose prudentemente a los rayos solares. En, pero, existen otras fuentes como el pescado azul, el hígado vacuno y la yema de huevo. Sin embargo, en muchos casos el profesional sanitario propone un complemento nutricional que genere el aporte adecuado, según la necesidad puntual del paciente.

Así mismo, el magnesio, es un mineral de gran valor que se encuentra en muchos alimentos, como las semillas de girasol, las almendras, las nueces, el chocolate negro, las judías, los garbanzos, las lentejas, la quinoa y el plátano. Además de estar presente en las hojas verdes como la col rizada, la acelga, la espinaca y los cogollos de nabo. Sin embargo, muchas veces hay que ajustar la dosis requerida de acuerdo a la edad y a las condiciones de salud con suplementos que se encuentran en el mercado.

La interacción de vitamina D y magnesio, tienen un efecto sinérgico en sus nutrientes, que los potencializa. Por ello es importante mantener una relación proporcionada, debido principalmente a que la deficiencia de Magnesio, lleva a que el calcio sintetizado por la vitamina D, no se direccione correctamente a los huesos. Si no que desvié hacia el corazón y otros órganos, creando patologías de alta gravedad. (Alkemydiagnostico, 2019)

El magnesio y la vitamina D, se unen formando una dupla llena de nutrientes y beneficios para la salud. Por tanto, es de vital importancia asegurarse de agregar al plan nutricional diario la cantidad recomendada de estos elementos, ya sea con alimentos o suplementos. De tal manera que, se optimicen las propiedades, en forma favorable para la salud.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD