A lo largo de las semanas hemos abordado temas digitales y los beneficios que brindan al mundo de la salud. Hoy, tenemos la gran oportunidad de capitalizar todos los esfuerzos realizados a lo largo del tiempo, ya que existe una gran apertura por parte de autoridades regulatorias, profesionales de la salud, pacientes, industria farmacéutica, entre otros.

En esta nueva normalidad, observamos como en el mundo, las diferentes autoridades sanitarias están evolucionando e integrando, en sus organigramas y unidades evaluadoras, nuevas alterativas de tratamiento o herramientas para el mejor control del paciente. Un ejemplo de esto, es la FDA (Food Drug Admistration), que ha creado la unidad de salud digital, que se encuentra en el Centro de Dispositivos y Radiología Salud (CDRH).

La FDA ha estado trabajando con el fin de brindar claridad sobre los procesos regulatorios, utilizando prácticas y enfoques que equilibran los beneficios y los riesgos, en una amplia gama de dispositivos y tecnologías que dan soporte al paciente. A su vez, con la finalidad de que se cumplan las reglas, ha lanzado un programa piloto de pre-certificación, a través del cual la agencia evalúa a los desarrolladores de aplicaciones de salud.

Actualmente, el uso de herramientas digitales en el tratamiento y diagnóstico de pacientes ofrece la posibilidad de comprender mejor los momentos de la verdad, en búsqueda de un tratamiento.

Con estas herramientas es posible integrar los datos capturados para comprender mejor las decisiones del paciente y del médico, para encontrar las opciones de tratamiento, conocer la progresión de la enfermedad y aprender de las experiencias.

Ante el reto de enfrentarse a una rápida adopción de herramientas digitales, los diferentes participantes del mundo de la salud, como autoridades regulatorias, profesionales de la salud, pacientes, industria farmacéutica, entre otros, tendrán que enfocarse en:

  1. Conectar dispositivos digitales con datos clínicos y analizar la información obtenida, para poder comprender el comportamiento del paciente.
  2. Desarrollar una estrategia integral de salud digital.
  3. Big Data, como parte fundamental de la estrategia. Encontrar los datos y el análisis adecuado es clave para una implementación de salud digital exitosa.
  4. Optimizar la adopción de aplicaciones, dispositivos y tecnologías de salud digital.
  5. Supervisar continuamente las actualizaciones digitales del mercado de salud, ya que éstas se liberan casi a diario.

Integrando la salud digital, las compañías farmacéuticas pueden acercarse mucho más a los médicos y pacientes, interactuando con ellos a través de diferentes canales digitales, ya que al crear un diálogo y compartir datos, pueden fomentar una relación a largo plazo, creando estrategias que beneficien al paciente.

Fuente:

1. 1,3,8 “The Growing Value of Digital Health: Evidence and Impact on Human Health and the Healthcare System,” IQVIA Institute, November, 2017. 2 Rock Health Funding Database; only includes U.S. deals greater than $2 million, through December 2016
2. “Enhancing Benefit-Risk Assessment in Regulatory Decision-Making,” FDA website accessed at https://www.fda.gov/ForIndustry/
3. UserFees/PrescriptionDrugUserFee/ucm326192.htm 5 Digital Health, FDA website accessed at https://www.fda.gov/medicaldevices/digitalhealth/ 6 Viswanathan M, Golin CE, Jones CD, Ashok M, Blalock SJ, Wines RC, Coker-Schwimmer EJ, Rosen DL, Sista P, LohrKN, “Interventions
4. to improve adherence to self-administered medications for chronic diseases in the United States: a systematic review,” Ann Intern
5. Med. 2012 Dec 4;157(11):785-95 7 Brody, Jane E., “The Cost of Not Taking Your Medicine,” New York Times, April 17, 2017

Alejandro Zayas es Licenciado en Mercadotecnia con más de 15 años dentro de la industria farmacéutica, Pharma, CHC, Ot’x y Medical Devices.