A la fecha, en nuestro país se estima que existen 2 millones 237 mil personas con deficiencia visual y más de 415 mil 800 con ceguera. Los principales factores de riesgo para desarrollar este padecimiento están relacionados son la edad y sus consecuencias más comunes son: cataratas, glaucoma, degeneración macular, retinopatía diabética, opacidades corneales y afecciones oculares infantiles causadas por carencia de vitamina A.

Pro lo anterior, se busca realizar un atento llamado a la población a no perder el derecho a ver y cuidar su salud visual. También se pretende reducir la discapacidad visual evitable como problema de salud pública mundial y garantizar el acceso de las personas con este tipo de discapacidad a servicios de salud que permitan tener una mejor calidad de vida.

En conferencia de prensa, el Dr. Jesús Jiménez Román, oftalmólogo especialista en Glaucoma y Jefe del Servicio de Glaucoma en la Asociación para Evitar la Ceguera en México, explicó que, la mayoría de los padecimientos mencionados relacionados con la salud visual, son evitables y en México es baja la cultura de prevención que existe en torno a la salud visual.

Las consultas con el oftalmólogo para una revisión periódica de la vista y la salud ocular, deben ser consideradas esenciales y realizarse por lo menos una vez al año.

Por su parte, la Asociación Mundial del Glaucoma, señala que este problema representa la segunda causa de ceguera en personas mayores de 40 años en el mundo y la primera causa de ceguera irreversible. Estima que hay 78 millones de personas afectadas en todo el mundo por esta enfermedad y se calcula que para el año 2040 estas cifras podrían a 110 millones de afectados.

¿Qué es el Síndrome de Ojo Seco?

Ahora bien, una de las enfermedades más frecuentes asociadas al glaucoma es el Síndrome de Ojo Seco, el cual, ha ido en aumento, principalmente por el cambio de actividades relacionadas con el estilo de vida durante la actual contingencia sanitaria.

A lo anterior, el Dr. Jiménez Román indicó que esta condición se ha convertido en una de las secuelas más importantes de la pandemia global que se vive. Ahora el 90% de los usuarios de dispositivos móviles lo padece.

Debido a las medidas de confinamiento y distanciamiento social que se generaron a partir del inicio de la pandemia, en nuestro país se implementaron disposiciones oficiales de prevención, que mantienen a la mayoría de las personas trabajando desde casa, lo que ha incrementado los tiempos de exposición a monitores de dispositivos, así como el aumento de esta condición entre la población más joven.

El Síndrome de Ojo Seco es una enfermedad común de múltiples factores, causada por la falta crónica de lubricación y humectación sobre la superficie del ojo que provoca molestias, irritación, enrojecimiento, alteración en la vista, intolerancia a la luz, pesadez en los párpados y visión borrosa.

Se considera que este síndrome es una condición que a escala mundial afecta hasta al 20% de la población y prevalece principalmente en mujeres. En México, 6 de cada 10 jóvenes se ven afectados por éste y, según expertos, el padecimiento va en aumento debido al uso indiscriminado de computadoras y teléfonos móviles.