Presentan en México la prueba de detección exprés de influenza A y B

El equipo ID NOWTM permite la detección y diferenciación molecular rápida del virus de la influenza A y B en menos de 13 minutos.

185

Como se observó durante la pandemia de 2009, la influenza es un problema de salud que no se puede subestimar. En ese sentido, una de sus adversidades es que muchas personas confunden los síntomas con otros malestares respiratorios. Por eso es necesario un diagnóstico oportuno para poder ofrecer el camino más indicado para cada paciente.

Al respecto, la compañía global del cuidado de la salud Abbott anunció la introducción en México de la plataforma ID NOWTM. Se trata de un sistema que permite la detección y diferenciación molecular rápida del virus de influenza A y B en menos de 13 minutos.

Evitar saturación en hospitales

Este tipo de pruebas rápidas moleculares logran detectar enfermedades respiratorias comunes de manera muy rápida, lo que permite un diagnóstico temprano y acertado. A su vez, la tecnología POC (Point of Care) permite hacer el diagnóstico en diversos entornos como clínicas, centros de salud primaria, urgencias, consultorios médicos y salas de emergencia, lo que facilita el acceso para las personas y aumenta la eficiencia en los niveles de atención, durante periodos de alta congestión por enfermedades estacionales.

El sistema ID NOWTM brinda la detección del virus de Influenza A y B en el mismo lugar de atención, con resultados positivos en 5 minutos y resultados negativos en menos de 13 minutos.

Por su parte, Guillermo Castillo, Country Manager de Diagnósticos Rápidos en Abbott, indicó que la plataforma será de utilidad para evitar la saturación de las unidades de salud. Además también es de utilidad porque permite obtener un diagnóstico es un tiempo mínimo.

El contar con una tecnología que ofrece un diagnóstico molecular rápido y preciso en el sitio donde se requiera, puede ayudar a descongestionar los centros de salud y en general favorecer el uso eficiente de los recursos, algo que es fundamental en el área de la salud pública. Además, permite también que los médicos puedan tomar las mejores decisiones de tratamiento en tiempo, y con ello, evitar que una infección se complique.

Pero no son los únicos beneficios porque el Dr. Benjamín Zepeda, alergólogo pediatra egresado del Hospital Infantil de México Federico Gómez, mencionó uno más. Lo que dijo es que con esta tecnología también se busca reducir el uso inapropiado de antibióticos. En ocasiones son por una mala valoración del médicos y en otras porque el paciente se automedica.