Patrocinado por RB MJN      

 

 

 

La actual contingencia sanitaria ha provocado un impacto como no se había visto en décadas recientes. Al menos mil millones de personas en el mundo permanecen confinadas en sus hogares. La cantidad de negocios que han visto una disminución de flujo en el número de personas que atienden es bastante elevada. Sin importar la fecha en la que termine la cuarentena, el retorno a la cotidianidad va a tardar bastante, si es que realmente llega. Al mismo tiempo, la situación actual ha reafirmado la importancia que tiene internet. Más allá de mantener conectadas a las personas o ser un medio de entretenimiento, también brinda otras funciones. Una de las más importantes es ser un medio de difusión para los profesionales de distintas áreas, como lo es la salud.

Causar una buena impresión a través de internet

En tu caso como médico, tienes a tu alcance la posibilidad de llegar a miles de personas y convencerlas de que se conviertan en tus pacientes. Para conseguirlo es necesario generar una buena impresión a través del mundo digital. Lo mismo que proyectas en persona debes de lograrlo a través de internet. En ese sentido, por prestigio digital se entiende a la opinión general que se tiene acerca de una persona en el entorno cibernético. Se trata de un elemento muy importante al tomar en cuenta que a través de internet existe una competencia todavía mayor a la existente en el mundo cotidiano. Para lograr destacar y ser la primera opción de elección es necesario estar bien posicionado. Para explicarlo de una manera sencilla, de poco sirve el que tú seas un médico con una alta preparación si las personas no te conocen a ti o a tu consultorio. Por lo regular, cuando ellos buscan a un trabajador de la salud por medio de internet, tienden a elegir al que tiene los mejores comentarios o se ha creado una buena reputación a través de redes sociales.

Cómo aprovechar el prestigio digital

Y ahora lo más importante es determinar cómo puedes darte a conocer para conseguir prestigio digital. Lo primero y más importante es tener presencia en internet, además de ser constante. No es algo que se pueda construir de manera inmediata sino que se requiere de disciplina. Si ya tienes una cuenta en al menos una red social, deja en claro desde la biografía que eres médico y si tienes una especialidad también lo debes de mencionar. A partir de ahí, debes enfocarte en realizar publicaciones frecuentes y que sean acorde con la imagen que deseas proyectar. Aborta temas de salud y algunos de interés general pero desde tu perspectiva como galeno. Evita crear polémicas innecesarias u opinar sobre tópicos que no dominas. El objetivo debe ser que las personas que no te conocen en persona sino sólo a través de tus publicaciones se puedan formar una idea general de tu trabajo profesional.

Ser un referente en internet

A su vez, internet también es una plataforma que debes utilizar para mantenerte en contacto con tus colegas. Si descubres que existen otros médicos en alguna red social, responde a sus publicaciones y genera una retroalimentación para que ellos también te conozcan. No olvides que internet debe ser una extensión de tu comportamiento real. Por lo tanto, tu ortografía debe ser impecable y debes de mostrar seriedad y profesionalismo en todo momento. En caso contrario vas a proyectar una imagen errónea de tu persona y eso impacta en tu prestigio digital. Otro punto a considerar son los directorios médicos digitales. Su finalidad es enlazar a través de internet a los pacientes con los profesionales de la salud para agendar citas de atención. En la mayoría de ellos existe la posibilidad de escribir una pequeña opinión acerca del servicio recibido.

Leer lo que otros opinan de ti

Si tú estás registrado en algún directorio médico, al finalizar la consulta con el paciente debes de indicarle que escriba su opinión con respecto a tu servicio. Con esto vas a obtener dos aspectos que te serán de utilidad. En primer lugar, siempre revisa lo que otros piensan de ti porque es una manera útil de conocer tus puntos fuertes y los que debes de mejorar. Si te hacen críticas no debes de enojarte sino convertirlas en áreas de oportunidad. Y en segundo lugar, las opiniones también son importantes porque ayudan a conseguir nuevos pacientes. Mientras más y mejores comentarios existan acerca de ti, tendrás mayor prestigio digital. Tan sólo piensa que existen varios especialistas y las personas que consultan el sitio de internet no conocen a ninguno de los enlistados. Uno de sus parámetros será seleccionar al que cuente con las calificaciones más elevadas. Como lo puedes observar, la construcción del prestigio digital toma tiempo en su consolidación. Aunque nunca debes de olvidar que todos inician desde cero así que es momento de que tú te enfoques en difundir tu consultorio a través de internet para que más personas conozcan tu trabajo y se conviertan en tus pacientes.

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.