Sicario asesina a guardia de seguridad al interior de hospital del IMSS

Un Hospital General Regional del IMSS en Sonora fue sede de una balacera entre un sicario y elementos de seguridad del nosocomio.

0
62

La violencia se ha convertido en una constante en nuestro país, aunque lo más preocupante es que ya no existen lugares realmente seguros. Mientras que antes se podía confiar en que los hospitales estaban exentos de sufrir de ataques o situaciones de este tipo, hoy ya no es así. En los últimos meses se han presentado agresiones contra pacientes internados y ahora se produjo una balacera que resultó mortal.

Balacera dentro de hospital

Los hechos ocurrieron durante la tarde de este miércoles en el Hospital General Regional (HGR) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Cajeme, Sonora. Todo iba normal y por la hora el nosocomio tenía una fuerte afluencia de pacientes y familiares. Pero todo cambiaría de forma radical cuando un hombre ingresó armado al lugar.

De acuerdo con los reportes policíacos, el sicario llegó presuntamente con el objetivo de ejecutar a un hombre que permanecía en el área de Urgencias. Antes de consumar su agresión, el delincuente fue enfrentado por un par de guardias de seguridad del IMSS. Fue en ese momento que inició una balacera que causó el miedo y pánico entre las personas que se encontraban en el hospital.

Por desgracia, uno de los elementos de seguridad recibió un impacto de bala que fue mortal. A pesar de recibir el apoyo del personal médico una vez que terminó el ataque, no se pudo evitar su muerte.

A su vez también se reporta que un hombre que permanecía en los pasillos resultó herido de bala en un brazo. En su caso, recibió atención en el mismo nosocomio y ya se encuentra fuera de peligro.

Con respecto al causante del ataque, se dio a la fuga y hasta el momento permanece fugitivo. Se espera que con ayuda de los testimonios de los testigos y las cámaras de seguridad sea posible identificarlo y lograr su captura.

Lo cierto es que se trató de una tarde de terror tanto para los pacientes como para los médicos y enfermeras. Aunque los profesionales de la salud deben estar preparados para situaciones de todo tipo, nunca se imaginaron que estarían en medio de una balacera.