La industria global de la cannabis medicinal ha sido una de las principales beneficiadas de los cambios sociales y culturales durante la última década. Ahora se observa una mayor apertura por parte de la sociedad. De hecho, en años recientes se ha logrado su regulación en varios países y otros como México están en análisis para conseguirlo a corto plazo. Por eso ahora es importante conocer cómo será su desarrollo en el mundo post pandemia.

En ese sentido, de acuerdo con una investigación realizada por Pew Research, el 91% de los ciudadanos norteamericanos consideran que la cannabis medicinal debería ser legal en todo el país. Mientras que esta misma apertura lograría nuevas tendencias dentro del mercado para el resto del mundo.

Si bien las ventas para la industria de cannabis a nivel global observaron un drástico crecimiento en los últimos dos años, el 2022 promete convertirse en el mejor para año para la industria y esto se deberá a un aumento en los países y regiones que promoverán leyes para legalizar el uso ya sea con fines médicos o para uso adulto.

“En los próximos meses veremos como todo Estados Unidos se suma en los procesos regulatorios de cannabis, y para México se abriría una oportunidad para empezar a importar o producir productos derivados de cáñamo, los cuales ya son legales en todo el territorio de nuestro vecino del norte” afirmó Raúl Elizalde, CEO de HempMeds.

A estos procesos regulatorios se sumará el Safe Bank Act que permitirá dar certeza a todas las personas que desean hacer transacciones bancarias dentro de la industria de la cannabis.

Otra de las tendencias que veremos en 2022 será la investigación de nuevos cannabinoides y sus aplicaciones, y México podría tener un papel preponderante en este punto porque actualmente la regulación permite hacer investigación para derivados farmacéuticos de cannabis; sin embargo, es importante contar con una clara diferencia legal entre cáñamo y marihuana para lograr que los procesos de investigación sean más eficientes y lograr que los diversos jugadores dentro de la industria mexicana puedan definir el tipo de productos que desean desarrollar.

La cadena de valor dentro de la industria de la cannabis será una de las principales tendencias dentro de los próximos cinco años y esto se debe a que la producción de materias primas para la industria ha perdido su posición preponderante y los ingresos generados por el cultivo de esas plantas bajó de un 58% en 2016 a 32% en 2019.

Estas cifras demuestran que el crecimiento de la industria de la cannabis medicinal no está en las plantas sino en toda la cadena de valor que se genera alrededor de la misma, mediante suministro, logística, transformación y comercio. Un claro ejemplo de esta tendencia se puede ver en los comentarios vertidos en un panel realizado por la Federación Nacional de Venta al Menudeo de Estados Unidos, demostrando un crecimiento del 700% en las ventas de productos con CBD.

Finalmente, se espera que a partir de 2022 los productos derivados de cannabis dejen de ser productos básicos y se conviertan en productos de alta gama, y esto se deberá al reciente crecimiento en el uso de otros cannabinoides más allá del CBD y el THC, así como la investigación para desarrollar mecanismos de acción más eficientes en el consumo de dichos cannabinoides.

En el caso de que México cuente con una regulación eficiente se espera que durante 2022 las ventas totales dentro de la industria de cannabis alcancen los 275 millones de dólares en 2025.

”Estas cifras pueden variar, ya que nuestro país se suma a la “ola verde” muy tarde, y en lugar de definir una arquitectura de negocios con base en las fortalezas de nuestro país, el territorio y la mano de obra, tendremos que adaptarnos a las normas y regulaciones que se están adoptando a nivel global”.

En México el principal reto sigue siendo el marco legal, y pese a observar grandes avances como la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario para la Producción, Investigación y Uso Medicinal de Cannabis y la Declaratorio de Inconstitucionalidad sobre la Prohibición del Uso Lúdico de Marihuana, existen una serie de elementos legales y regulatorios que deben ser atendidos durante 2022 para que la industria mexicana de cannabis pueda despegar y empezar a acercarse a mercados como el de California y Oregón, además de iniciar los procesos para producir y transformar el cáñamo como la única planta con potencial de exportación al resto del mundo.