Cada día que transcurre la Variante Ómicron se expande por el mundo. Hasta el momento se tienen confirmados casos en 38 países de cinco continentes. Pero aunque abunda la información todavía hay algunos aspectos de gran relevancia que se desconocen. En especial hay interés por conocer su origen y aunque existen varias hipótesis todavía no hay una versión certera. Aunque la versión que podría explicar todo involucra a un paciente con VIH que se infectó de Covid-19.

En ese sentido, desde que se detectó por primera ocasión el SARS-CoV-2 hace casi dos años se hizo una alerta muy importante. Todos los virus tienden a mutar y cambiar su estructura y esta ocasión no fue la excepción. Lo extraño y que ha causado sorpresa en la comunidad científica es la manera en que esta nueva variante lo ha hecho. De todas las que se han detectado es la que tiene más modificaciones y por eso se teme que sea la más peligrosa del mundo.

En este caso, la mayor característica de la Variante Ómicron es que tiene más de 30 mutaciones. Por lo mismo se estima que puede ser hasta 500 por ciento más infecciosa que el virus original. Pero aunque el riesgo es alto la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que no se deben sacar conclusiones apresuradas.

El origen de todo

Al respecto, Tulio De Oliveira, científico sudafricano que forma parte del equipo que detectó por primera vez la Variante Ómicron, dio a conocer su versión sobre cómo se originó. Lo que afirma es que una persona con VIH habría incubado el SARS-CoV-2 durante un largo período de tiempo. A lo largo de ese lapso el patógeno modificó su estructura y después pasó a otro huésped y así comenzó la cadena de contagios.

Agrega que esto sería “normal” porque ya se ha visto con otro tipo de coronavirus. Mientras que para reafirmar su hipótesis recuerda que tan solo en el África subsahariana hay ocho millones de personas con VIH. Aunque si se añaden los que están infectados y no lo saben entonces la cifra es mucho mayor.

“En junio nuestro equipo relató la aparición de más de 30 cambios genéticos en muestras de SARS-CoV-2 tomadas de una sola mujer sudafricana con VIH avanzado no controlado. Las mutaciones que observamos, incluidas varias que podrían erosionar la protección de las vacunas y estimular la transmisión de la enfermedad, aparecieron durante un período de seis meses”.

Se teme que ahora haya ocurrido algo similar con la diferencia de que todo se salió de control. El primer caso oficial ocurrió en Sudáfrica y a los pocos días se extendió al resto del planeta.

Mientras que ahora tiene más relevancia lo advertido por la OMS desde hace meses. De manera insistente señaló la importancia de donar vacunas a los países más pobres para que toda la población cuente con al menos una dosis recibida. Aunque las naciones de mayor poder económico ignoraron la recomendación y prefirieron aplicar una tercera inyección a sus ciudadanos. Con la aparición de la Variante Ómicron se podrían estar pagando las consecuencias.