Dentro de los principales problemas de la pandemia es que no sólo impacta de manera directa a los pacientes sino que también ha causado más daños a todo el sector. Desde su llegada a nuestro país se han visto interrumpidos los servicios a otras enfermedades de alta mortalidad como el cáncer y VIH. Por lo mismo, miles de pacientes han quedado expuestos y en riesgo por no recibir sus medicamentos a tiempo. Se trata de otro efecto colateral que se ha tenido que enfrentar y a la fecha persiste en todo el territorio nacional.

Por su parte, desde meses atrás se reportó la reaparición a nivel mundial del hongo Candida Auris, el cual es conocido por su fuerte resistencia a todos los fármacos actuales. Derivado de esa característica, es considerado como potencialmente mortal. El caso más reciente ocurrió en Brasil pero hasta el momento México se había permanecido a salvo de este problema hasta ahora.

Primeros casos confirmados en México

La Secretaría de Salud (SSa) emitió una alerta debido a la detección de al menos 10 casos dentro de un hospital en Nuevo León. Aunque no se ha querido revelar el nombre del nosocomio, se afirma que la situación se encuentra bajo control y hasta el momento los pacientes afectados se reportan estables.

Lo que se menciona es que el hongo fue identificado en pacientes internados por Covid-19. En cinco casos se detectó en el torrente sanguíneo y en el resto en las vías urinarias. Además existen otras 34 personas catalogadas como sospechosas y quienes permanecen en revisión.

Indicaciones para las unidades hospitalarias

De acuerdo con la alerta de la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria (UIES) de la Dirección General de Epidemiología, la instrucción inmediata es que todas las Unidades de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria de segundo y tercer nivel en México tomen medidas preventivas.

Con respecto a las indicaciones para cualquier caso sospechoso es que de inmediato debe ser trasladado a un cuarto individual en el que debe permanecer en aislamiento. Si no hay disponibilidad dentro del nosocomio pueden estar en habitaciones compartidas pero con al menos un metro de distancia y con cortinas para limitar el contacto con otros pacientes.

Por su parte, la UIES también dio a conocer que los casos ya confirmados con el hongo Candida Auris presentaban antecedentes de neumonía por Covid-19 y habían sido ingresados a la Unidad de Cuidados Intensivos al presentar ventilación mecánica, sonda urinaria, catéter venoso central, estancia prolongada y antibioticoterapia.

Sumado a lo anterior, también se afirma que existen algunos factores de riesgo que se deben de tomar en cuenta. Son aspectos que aumentan el riesgo en cualquier paciente internado.

  • Diabetes.
  • Inmunosupresión.
  • Enfermedad renal crónica.
  • Cirugías recientes.
  • Hemodiálisis.
  • Alimentación parenteral.
  • Ventilación mecánica.

Síntomas en el paciente

Los síntomas de este misterioso hongo son similares al de otras dolencias. Esto provoca que en un inicio no se le brinde la importancia suficiente porque se confunde con otros problemas menores. En el paciente suele provocar fiebre, dolor en todo el cuerpo y cansancio. Es cuando entra al flujo sanguíneo de las personas que provoca peligrosas infecciones que ponen en riesgo la vida.

De momento son varios los laboratorios de todo el mundo los que analizan al hongo. El problema es que no se ha logrado identificar con exactitud las causas de su aparición ni un tratamiento ideal. Al ser tan resistente a todos los fármacos conocidos es que se le cataloga como potencialmente mortal.

Los primeros casos fueron detectados en Corea del Sur en 2009. Posteriormente se identificaron otros en India, Estados Unidos, Reino Unido, Panamá, Colombia, Venezuela y Chile. En México nunca se habían confirmado casos hasta ahora, lo que implica un nuevo reto dentro del campo de la salud.