¿Cerca del fin? OMS inicia ensayos con 3 posibles tratamientos contra COVID-19

OMS: Estas terapias fueron seleccionadas expertos independientes. Las cuales pueden reducir el riesgo de muerte por COVID-19.

1270

Según información de Reuters, la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó el miércoles de que un ensayo clínico en 52 países estudiará tres medicamentos antinflamatorios como posibles tratamientos para los pacientes de COVID-19.

El ensayo Solidarity Plus

Lo anterior, forma parte de un impulso global para los tratamientos del coronavirus entre los medicamentos preexistentes.

El ensayo Solidarity Plus es la mayor colaboración mundial entre los estados miembros de la OMS. El cual involucra a miles de investigadores en más de 600 hospitales en 52 países, dijo el organismo de salud en un comunicado el miércoles.

OMS: ¿De qué medicamentos se trata?

 

“Estas terapias -artesunato, imatinib e infliximab- fueron seleccionadas por un panel de expertos independientes. Las cuales se escogieron por su potencial para reducir el riesgo de muerte en pacientes hospitalizados por COVID-19”. Dijo el organismo en un comunicado.

El artesunato ya se utiliza para la malaria grave, el imatinib para ciertos tipos de cáncer. Por otro lado, el infliximab para enfermedades del sistema inmunitario como la enfermedad de Crohn y la artritis reumatoide.

Nuevos medicamentos; una necesidad crítica

Anteriormente, el ensayo evaluó cuatro fármacos. Los resultados mostraron que el remdesivir, la hidroxicloroquina, el lopinavir. Así como el interferón, tuvieron poco o ningún efecto en los pacientes hospitalizados, dijo la OMS.

“Encontrar tratamientos más eficaces y accesibles para los pacientes con Covid-19 sigue siendo una necesidad crítica”. dijo el director general Tedros Adhanom Ghebreyesus.

¿Qué medicamentos pueden usar actualmente los médicos para las personas hospitalizadas con COVID-19?

 

Dexametasona

Muchos médicos, incluidos los de los Estados Unidos, han estado tratando a pacientes con COVID-19 muy enfermos con corticosteroides desde que comenzó la pandemia. Tiene sentido biológico para aquellos pacientes que han desarrollado una respuesta hiperinmune (una tormenta de citocinas) a la infección viral. En estos casos, es la reacción exagerada del sistema inmunológico la que daña los pulmones y otros órganos y, con demasiada frecuencia, conduce a la muerte.

La dexametasona y otros corticosteroides (prednisona, metilprednisolona) son potentes fármacos antiinflamatorios. Están fácilmente disponibles y son económicos.

Tocilizumab

La FDA ha otorgado una autorización de uso de emergencia (EUA) para tocilizumab (Actemra) para el tratamiento de adultos hospitalizados. Así como en niños de 2 años en adelante que reciben corticosteroides sistémicos como dexametasona. Los cuales, requieren oxígeno suplementario, ventilación mecánica o un dispositivo cardíaco. Máquina de derivación pulmonar, también conocida como oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO). Tocilizumab es un anticuerpo monoclonal, ya aprobado por la FDA para tratar varias enfermedades autoinmunes.

Tocilizumab no está autorizado para su uso en pacientes no hospitalizados con COVID-19.

Remdesivir

En octubre de 2020, la FDA aprobó el medicamento antiviral remdesivir para tratar COVID-19. El medicamento se puede usar para tratar a adultos y niños mayores de 12 años que pesen al menos 88 libras y que hayan sido hospitalizados por COVID-19.

Los ensayos clínicos sugieren que en estos pacientes, remdesivir puede acelerar moderadamente el tiempo de recuperación.

Baricitinib en combinación con remdesivir

En noviembre de 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Emitió una Autorización de uso de emergencia (EUA). Esto, para el uso de baricitinib en combinación con remdesivir en adultos hospitalizados y niños mayores de dos años que requieren asistencia respiratoria.

Sin embargo, todavía no hay suficiente evidencia para apoyar el uso de esta terapia en lugar de dexametasona con o sin remdesivir.

Medicamentos anticoagulantes (“diluyentes de la sangre”)

Casi todas las personas ingresadas en el hospital con COVID reciben medicamentos para ayudar a prevenir los coágulos de sangre. Los médicos suelen recetar heparina o enoxaparina en dosis bajas. Sin embargo, algunos pacientes requieren dosis completas de anticoagulantes si ya han desarrollado coágulos de sangre o tienen un alto riesgo de hacerlo.

Los médicos siempre deben sopesar el riesgo de hemorragias peligrosas cuando prescriben dosis completas.

Notas relacionadas:

Síntomas COVID frente a efectos secundarios de las vacunas: ¿cómo diferenciar?

¡EEUU enviará a México 3.5 millones de dosis contra COVID-19!

Cómo convencer a los pacientes sobre la vacuna COVID-19 según los CDC