Cofepris y Conacyt firman convenio para desarrollar tecnologías médicas

A través de la colaboración entre instituciones se planea impulsar y fomentar el desarrollo de tecnologías médicas en nuestro país.

  • A través del apoyo mutuo y colaborativo se planea impulsar las tecnologías médicas en nuestro país.
  • Se comprometen a impulsar investigación, regulación y desarrollo tecnológico en materia de salud y alimentación.
  • Será detonador de diversos desarrollos científicos mexicanos y sentará las bases para reposicionar a México como referente en América Latina en los ámbitos regulatorio y de innovación.

En muchas ocasiones se piensa que las innovaciones como las tecnologías médicas son exclusivas de las naciones de primer mundo. Aunque muchas veces sí es así, en realidad cualquier nación puede destacar en este rubro. El problema es que muchas no tienen el presupuesto adecuado.

La unión hace la fuerza

Con esto en mente, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) firmaron un convenio marco de articulación interinstitucional y dos específicos. El objetivo general es continuar con la suma de esfuerzos en la investigación de temas prioritarios en torno a una agenda nacional, como es el cuidado de la salud y la alimentación del pueblo de México.

El evento fue encabezado por las personas titulares de ambas instituciones, Alejandro Svarch Pérez y María Elena Álvarez-Buylla Roces. Ambos destacaron que esta alianza estratégica será el detonador de diversos desarrollos científicos 100 por ciento mexicanos y sentará las bases para reposicionar a México como referente en América Latina en los ámbitos regulatorio y de innovación transformadora.

La titular del Conacyt señaló que estos convenios prevén que el Estado mexicano sea uno de los titulares, o el único titular, de los derechos de propiedad intelectual e industrial de aquellos desarrollos tecnológicos financiados con el erario y derivados de estos convenios, lo que retribuirá al beneficio del pueblo de México.

Asimismo, en los acuerdos se establece el intercambio de información técnica y la realización de mesas de trabajo en materia de salud, alimentación y prevención de riesgos socioambientales. Además de que la Cofepris se verá fortalecida con la incorporación de jóvenes científicos adscritos al programa Investigadoras e Investigadores por México del Conacyt.

La directora general Álvarez-Buylla destacó el trabajo articulado que han venido realizando ambas instituciones.

“México avanza cada vez más por el sendero luminoso de la transformación. Hoy superamos la levedad de los discursos de buenas intenciones y celebramos la colaboración sustantiva y armoniosa, a través de la articulación de capacidades”.

En este sentido, señaló que el Conacyt aportará asistencia técnica a la Cofepris para los proyectos prioritarios que se impulsan desde el Pronaces Salud, como son dispositivos médicos, fármacos, biofármacos, bioinsumos y alimentos.

El titular de la Cofepris, Alejandro Svarch Pérez, resaltó que los convenios marcan un nuevo paradigma en la vigilancia sanitaria. Además de un nuevo modelo que pone atención a todo el ciclo de vida de los medicamentos, dejando atrás modelos ineficaces, que hoy abren paso a una nueva regulación integral, transformativa y enfocada en los intereses de la salud y la población.

Proyectos de tecnologías médicas destacados

Enfatizó los avances recientes en ciencia y tecnología, como la secuenciación del genoma humano, los avances en la aplicación de la nanotecnología a nuevos productos médicos, o la velocidad y eficacia con la que se produjeron vacunas contra COVID-19, que tienen potencial de transformar nuestra capacidad para prevenir, diagnosticar y tratar otras enfermedades.

“La ciencia y la regulación mexicana puedan desempeñar un papel importante que permitan imaginar posibilidades de bienestar y aplicarlas en estrategias que protejan a la población contra presentes y futuros riesgos sanitarios”.

Cabe señalar que el instrumento marco de colaboración para el desarrollo de tecnologías médicas establece cinco mecanismos que abarcan el intercambio de información en materia técnica, de salud y prevención de riesgos; realización de mesas de trabajo; análisis en conjunto sobre temas que den cumplimiento a los compromisos de ambos organismos; impulsar e implementar mecanismos y, finalmente, informes del resultado de las acciones impulsadas.